Musica

 

 

La leyenda rosarina vuelve a Córdoba en el marco de su gira por los 30 años de Giros, uno de sus discos más celebrados

 

 

Aunque a los 14 años ya lucía anteojos para contrarrestar la miopía, temprano en su carrera musical rompió la línea recta y comenzó a dar vueltas sobre sí mismo. No habría remedio. Su aprendizaje musical del piano comenzó con clases particulares de la señora Bustos y continuó en el Instituto Scarafía (donde se familiariza con los métodos y técnicas de aprendizaje de Charles-Louis Hanon y Carl Czerny) bajo la tutoría de un profesor ucraniano que había sido profesor de su madre. Como le costaba horrores leer las partituras, sacaba de oído las obras que tocaba su maestro. 

Pero cuando las obras clásicas que debía ejecutar empezaron a volverse más complejas, ante su imposibilidad de leer los textos musicales el profesor lo echó. Abandonó entonces, el pequeño Fito Páez, el aprendizaje formal e incursionó en la movida underground de su ciudad natal, Rosario, donde sus acordes ciegos comenzaron a notarse muy pronto. El ciclo llegó a su punto sin retorno cuando en 1985 lanzó su segundo disco, “Giros”, considerado por la incuestionable crítica especializada como el verdadero puntapié en la carrera del cantautor.

A 30 años de su lanzamiento, con una nueva versión remasterizada, extendida y revisada por el propio Páez, el viernes a las 21:30, en la Plaza de la Música (Mendoza y Costanera) el rosarino llegará con la gira del tercer decenio de “Giros”. Anticipadas desde 330 en Disquerías Edén (Obispo Trejo 15) y puntos de venta.

La canción “Giros”, tocaya del álbum, puede ser considerado un tango, mientras que “Yo vengo a ofrecer mi corazón” tiene fuerte un ritmo de chacarera y “D.L.G.” asemeja una melodía de baguala. Sus canciones son hoy himnos de la música popular en Argentina y en toda Latinoamérica. El show presentará el disco en su totalidad y también otros éxitos de la extensa discografía del hombre que, al ocaso de su agudeza visual, empezó a moverse circularmente sobre su exquisito eje imaginario. “Existe el cielo y un estado de coma / cambiar en torno de persona en persona”.

0
0
0
s2sdefault