21
Dom, Enero 2018 03:53 PM

Ley de ventaja

Federal A “La Academia” logró el ascenso en base a una identidad especial  y un convencimiento superior a la idea de juego. Tiempos de madurez institucional

Por Federico Jelic (de nuestra Redacción)

Intervenido por la Justicia, plantel amateur, recursos limitados pero corazón grande. Orden institucional y honrando las deudas del concurso preventivo, Racing de Nueva Italia dio el salto de calidad que tanto su barriada reclamaba: volver al Federal A.

Después de cuatro años turbulentos, sin dirigencia responsable, jugadores de descarte en otros equipos y en un torneo que dura cuatro meses (con ocho de inactividad, que lo torna inviable por completo), “La Academia” venció los pronósticos agoreros para sacar rédito de sus históricas credenciales que alguna vez lo vieron en Primera División y perdiendo una final del torneo Nacional. Muchos de los ídolos de aquella  epopeya que se escapó por poco estuvieron presentes a lo largo de la temporada en las tribunas del “Miguel Sancho” que recuperó vida como un patrimonio cultural que estaba en desuso. 

Una intervención ya desgastada en lo deportivo (en los números, fueron ampliamente aprobados) se jugaba su última ficha antes de que el club volviera a los socios. La apuesta fue el último DT, Francisco Silva, que de interino pasó a comandar el grupo.  Los históricos Juan Pablo Rezzónico y César Mansanelli (no terminó la campaña) encabezaron la aventura, con nombres de las inferiores y con experiencia en la categoría, más otros elementos con más hambre de gloria que otra cosa. La primera ronda fue superada con éxito y las dudas se encontraban en los duelos mano a mano. En las tres llaves estuvo en desventaja y hasta con dos goles, pero si algo caracterizó al grupo fue el corazón. Diego Palleres, Pablo López, Hernán Olocco y Diego Acevedo fueron los estandartes fundacionales, que terminaron consagrando al arquero Leonardo Rodríguez,  a pura “calidad” con los cuatro penales claves que contuvo en las definiciones que llevaron a Racing a lo más alto. Salud y brindis por Nueva Italia. La mejor de las navidades para un club que quiere recuperar el brillo de sus pergaminos. El desafío es ahora una madurez institucional y un proyecto dirigencial a la altura de sus colores. Debe aprender de su propia resiliencia si pretende hacer perdurable su última conquista

 

El DT Francisco Silva había presentado su renuncia pero dado que los tiempos de preparación por la primera fase de la Copa Argentina en mitad de enero, desde la intervención buscan la forma de convencerlo a que al menos dirija dichos encuentros.

 

0
0
0
s2sdefault