22
Lun, Enero 2018 01:18 PM

Comunidad

La UE utiliza satélites y sensores en el espacio para mejorar la gestión medioambiental

Con el objetivo de ponerles un freno a las catástrofes medioambientales que azotan al mundo todos los años, la Unión Europea (UE) impulsó un ambicioso programa de observación de la Tierra. Se llama Copérnico y según la Agencia Espacial Europea es una iniciativa realmente superadora. Este programa recoge datos a través de satélites y sensores con la intención de seguir, en tiempo real, la polución, la agricultura de precisión o la prevención de incendios e inundaciones, entre otros elementos de interés.

El objetivo del proyecto es mejorar la gestión del medio ambiente, mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la seguridad ciudadana. Para ello, Copérnico ofrece información actualizada, gratuita y en tiempo real de lo que ocurre en el mundo. “El cambio climático es un problema global: por eso, los datos abarcan todo el planeta pero con un foco y una atención especial a las condiciones en Europa”, señaló Juan Garcés, director del Departamento de Servicios de Copérnico. 

Este tipo de información es utilizado por la UE para gestionar y decidir sus propias políticas medioambientales. Del mismo modo, lo hacen autoridades públicas de ciudades de Inglaterra, Francia, Alemania o Noruega. Un ejemplo es la prohibición temporaria de la circulación de vehículos diesel en Oslo, una decisión tomada por el gobierno en enero pasado. El objetivo fue disminuir los niveles de óxido de nitrógeno y contener los picos de contaminación del aire. 

El antecedente directo de Copérnico es el programa la Vigilancia Mundial del Medio Ambiente y la Seguridad (Gmes, por sus siglas en inglés). Se inició en 1998, por la Comisión Europea y la Agencia Europea del Espacio (Esa), tras el protocolo de Kioto. En la actualidad, Copérnico cuenta con un presupuesto de 4,3 billones de euros de 2014 a 2020, de los cuales 3,15 billones se dedican a financiar la fabricación y operaciones en órbita de los satélites Copernicus. Además, la Agencia Espacial Europea aportó cerca de dos billones de euros de financiación para el desarrollo de los satélites dentro de su programa de Observación de la Tierra. 

 

0
0
0
s2sdefault