18
Vie, Agosto 2017 08:54 PM
Banco Nación jpg

Ciudad

El municipio podría disponer una evacuación preventiva de vecinos; hoy habrá un operativo de saneamiento de la cuenca del San Roque 

La proliferación de algas en el lago San Roque continuó ayer generando preocupación en la comunidad de Villa Carlos Paz, a partir de que el municipio evalúa impulsar una evacuación de habitantes para evitar consecuencias en la salud. En este marco, una escuela se vio obligada a suspender el dictado de clases por el olor nauseabundo que proviene de la desembocadura del río San Antonio. El inconveniente se originó a comienzos del presente mes como consecuencia de la falta de tratamiento cloacal en la zona. Es que con la llegada del otoño, el fin de la época de lluvias y de las crecidas, las algas se acumulan en algunos sectores del lago. El área costera es, una vez más, una de las más afectadas. La realidad es que la situación se tornó crítica, ya que el hedor dejó de afectar a quienes viven en las zonas costeras y se extendió a los barrios más alejados del embalse. Ante el fenómeno, que provocó un multitudinario reclamo durante el fin de semana pasado, los adultos mayores de un geriátrico ubicado en el centro denunciaron que no pueden dormir y están descompuestos por el hedor, y muchos habitantes circulan por las calles con barbijos o cubriéndose la nariz con pañuelos. También se ha visto reducida la práctica deportiva en las canchas ubicadas en las márgenes del río. Consultado al respecto, el secretario de Salud de la Municipalidad de Villa Carlos Paz, Rubén López, dijo estar “muy preocupado por la situación”. “Este es un problema que lleva más de 30 años. Yo no quiero deslindar responsabilidades, pero la Provincia debe trabajar en esto”, indicó. Asimismo, anticipó que durante la presente jornada tienen previsto reunirse con funcionarios del gobierno de Córdoba para definir los pasos a seguir. “Mientras tanto -aclaró López- se está haciendo un estudio para determinar si hay que evacuar a los vecinos porque Villa Carlos Paz no cuenta con epidemiólogos”. Por su parte, el biólogo Federico Kopta consideró que “es muy difícil extraer las algas, cuyo color azulado y olor nauseabundo se deben a que se están muriendo”. El titular del Foro Ambiental Córdoba advirtió en declaraciones a Cadena 3 que el problema “tiene que ver con el enorme exceso de nutrientes que llegan a las aguas, producto de los incendios y los efluentes cloacales”. En tanto, anoche se anunció que hoy habrá un megaoperativo para sacar las algas del San Roque. Participarán la Patrulla del Río, la Secretaría de Ambiente, el Cuerpo Especial de Policía y el Batallón de Ingenieros Paracaidistas del Ejército Argentino.

0
0
0
s2sdefault