20
Vie, Abril 2018 03:13 PM

Sociedad

Es gratuita y por ahora puede descargarse en teléfonos con sistema operativo Android

La temporada de verano que ya arrancó en las sierras cordobesas contará con una nueva herramienta tecnológica para gestionar las amenazas hidrológicas, como las crecidas de ríos. Se trata de una nueva aplicación para teléfonos inteligentes creada por el Instituto Nacional de Agua (Ina), organismo dependiente de la Subsecretaría de Recursos Hídricos del Ministerio del Interior Obras Públicas y Vivienda de la Nación. 

La app se llama Ina-Cirsa SGa (Sistema de Gestión de Amenazas), tiene como objetivo ayudar a mejorar la calidad de la información hidrológica destinada al público y está disponible para todos los teléfonos con Android. Se enmarca dentro de los sistemas de Alerta Temprana de Lluvias y Crecidas con la que cuentan diversos ríos serranos de la provincia, en base al Convenio Marco suscripto con el Ministerio de Gobierno de Córdoba y su Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes. En total, son 60 pluviómetros los distribuidos con la capacidad de detectar lluvias de un milímetro y brindar esa información en tiempo real. Básicamente, permite saber si existen amenazas de crecidas o no. Estos fenómenos se calculan según las lluvias registradas en las cuencas, y en base a otros datos que sólo maneja Defensa Civil de Córdoba. El sistema abarca todos los ríos con los balnearios más importantes de las sierras, como Anisacate, San Antonio, Cosquín, Ascochinga, Sierras Chicas y Mina Clavero. 

La interfaz es muy sencilla. Se parece a la aplicación de Google Maps, o al programa informático Google Earth. La situación de una cuenca o región se ve diferenciada en base al color que muestra la app. El nivel verde es el más bajo, y corresponde a lugares donde no se registran lluvias o donde sí lluve pero con baja intensidad. El segundo escalón está vinculado al color amarillo, y refiere a zonas donde es necesario ser precavidos, debido al efecto que las persistentes lluvias puedan tener. El tercer nivel es el naranja, y corresponde a áreas donde las lluvias son continuas y la amenaza, creciente en los cursos de agua. Finalmente, el nivel rojo corresponde a una amenaza elevada con crecientes de consideración.

0
0
0
s2sdefault