14
Jue, Diciembre 2017 01:19 AM

Sociedad

A través de un trabajo conjunto entre la UNC y la Universidad de La Habana

Un grupo de investigadores argentinos y cubanos trabaja en la producción de un fármaco elaborado a partir de una planta con comprobadas propiedades antidiabéticas. Según publicó el portal UNCiencia, la agencia de noticias científicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), el desarrollo sirve para el tratamiento de la diabetes tipo 2, la más común en la población. “Las ventajas consisten en la capacidad para reducir el nivel de glucosa en sangre de manera gradual y mejor tolerancia al tratamiento crónico”, especificó el escrito respecto del fármaco elaborado en base a “palo de caja”, un arbusto cubano utilizado como remedio natural contra esta enfermedad.

En el estudio se explica que, del total de compuestos que contiene la planta, sólo dos (la quercitrina y mearnsitrina) son responsables de la reducción del nivel de glucosa en sangre. “De los resultados se desprende que el extracto de este vegetal reduce los niveles de glucosa en sangre a niveles comparables con los fármacos de síntesis que actualmente se comercializan. Sólo que, en este caso, se trata de un producto natural”, se informó. “Se estima que el 90 por ciento de los diabéticos del planeta padece diabetes 2, que ha aumentado incluso en niños, entre quienes era poco habitual. En este caso, el organismo produce insulina pero no la utiliza eficazmente; en la Tipo 1, en cambio, hay una producción insuficiente de insulina en el páncreas (diabetes insulinodependiente)”, explica el escrito, que señala que la intención es transformar ese extracto o infusión en un medicamento (cápsulas o comprimidos).

De acuerdo a los investigadores, la principal ventaja de este nuevo producto es que permite disminuir en forma gradual el nivel de azúcar en sangre, sin riesgo de producir en el paciente una hipoglucemia. Debido a su alta prevalencia, la diabetes ha sido declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una “epidemia del siglo XXI”. Las estadísticas indican que 422 millones de personas la sufren en el mundo y el número de enfermos casi se cuadruplicó en los últimos 35 años, sobre todo en los países con ingresos medios y bajos.

0
0
0
s2sdefault