24
Sáb, Junio 2017 02:06

Córdoba
Tipografía

Los estudiantes de Sur mantuvieron tomada la Facultad de Artes de la universidad

El camino hacia la Asamblea Universitaria del 19 de noviembre en la UNC, convocada por el oficialismo para  establecer un sistema de elección directa de las autoridades, resulta cada vez más enrarecido. Ocurre que la agrupación estudiantil Sur, que responde a la exdecana de la Facultad de Psicología Patricia Altamirano -cuya posición podría resultar clave para un triunfo del oficialismo-, tomó anteanoche por la fuerza el decanato de la Facultad de Artes en desconocimiento del resultado de las elecciones de directores disciplinares y de comisiones asesoras de los cuatro departamentos de la casa de estudios. Si bien Sur reclamaba por la recusación de seis votos de una mesa, desconoció a la junta electoral, que llamó a un cuarto intermedio para zanjar la cuestión, así como también los mecanismos legales para impugnar la elección, y mantuvo tomado por la fuerza el edificio del decanato durante toda la noche del miércoles y la mañana de ayer, llegando a incendiar una fuente del Pabellón México. Ante la reacción del cuerpo de docentes y no docentes, quienes se declararon en "estado de asamblea" y respaldaron a la junta electoral, Sur se vio obligada a levantar la toma, aunque sin reconocer el resultado que consagró a otra agrupación. Anoche, por lo demás, el juez federal Hugo Vaca Narvaja decretó una medida cautelar que pide suspender la Asamblea Universitaria y le dio tres días a las autoridades para que contesten la demanda.

0
0
0
s2sdefault