22
Vie, Septiembre 2017 03:43 PM

Sociedad

Concejales pedirán un informe para saber si el establecimiento estaba habilitado

Samira, la niña de seis años que se ahogó el lunes pasado en una pileta del Club Universitario evolucionaba ayer de manera favorable en el Hospital de Niños de nuestra ciudad. “Samira tiene gestos que son muy comunes de ella, eso es importante. Ahora vamos a hacer una tomografía computada y en algún momento vamos a poder extubarla. Lo importante es que mueve los cuatro miembros”, explicó a los medios el director del centro médico Luciano Parietti.

De todas maneras, destacó la necesidad de ser “cautelosos, porque en la parte neurológica podemos llegar a encontrar una sorpresa más adelante”. La nena atoró su pie en una bomba de agua de la piscina y tuvo que recibir primeros auxilios en el lugar, para luego ser trasladada hacia ese nosocomio. El episodio alertó a concejales de la oposición en relación a las habilitaciones de los natatorios en la ciudad de Córdoba. En este marco, el concejal del bloque Fuerza de la Gente, Martín Llarena, informó en un móvil de Entre Nosotros Rebeca, por Canal 10 y radio Universidad que realizarán un pedido de informes para saber si el natatorio estaba habilitado. La ordenanza vigente trata una serie de requisitos vinculados a la infraestructura, higiene y seguridad, detalló el legislador. Indicó, entre otras cosas, que en este tipo de establecimientos se prevé la presencia de un guardavidas constantemente, habilitado por la Municipalidad de Córdoba. Así también, en el natatorio debe haber un médico habilitado con permanencia mínima de 5 horas en horario pico y debe tener un seguro de emergencias médicas. “De acuerdo a la información que tenemos, no nos consta si en este caso del Club Universitario se encontraba un médico y un guardavidas”, expresó Llarena.

Luego del episodio, la pileta fue clausurada de manera indeterminada. “Estamos haciendo peritajes para reconstruir lo sucedido. Evidentemente, el resultado de estas van a ser claves para considerar si fue un accidente inevitable o si alguien tiene responsabilidad sobre lo sucedido”, explicó en las últimas horas el fiscal a cargo de la investigación, Guillermo González. El fiscal informó que la clausura de la pileta continuará no sólo para juntar pruebas, sino también para preservar la seguridad de las personas.

0
0
0
s2sdefault