22
Dom, Octubre 2017 07:51 PM

Política

El fiscal General Adjunto, José Antonio Gómez Demmel, negó ayer que haya “apretado” a la fiscal Civil, Comercial y Laboral Alicia García de Solavagione en torno a una causa vinculada a la Ley de Riesgos del Trabajo (ART).

“La llamé por el tema de las ART. No la apreté, ni hablé en el nombre del Gobierno (provincial). La llamé por una causa que está en proceso. Esa información es pública”, dijo en la víspera Gómez Demmel en declaraciones a Cadena 3; incluso agregó que un fiscal superior tiene facultad para pedir información y dictar instrucción. “El artículo 11 y 14 dan facultad para que un superior jerárquico pueda dictar instrucciones”, sostuvo el fiscal y negó que vaya a renunciar a su cargo.

“Me llama la atención que una fiscal general que ha tenido perfil bajo haya adquirido una actitud en donde sabe que no es cierto”, agregó. Cabe recordar que tanto el Ministerio Público Fiscal como el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) caratularon de “grave” el hecho.

A ello se suma que ayer se conoció que el Tribunal de Ética Judicial está actuando de oficio en el hecho. “Nuestra función es ponderar inconductas que presuntamente son impropias de magistrados y funcionarios. Pero no tenemos la facultad de imponer un apercibimiento, sanción o suspensión; si la de emprolijar una situación ética y si se confirma el hecho, realizar recomendaciones al magistrado. Prima facie es una cosa delicada” declaró el titular del tribunal, Armando Andruet.

0
0
0
s2sdefault