Sociedad

Los hemodinamistas de todas las clínicas y hospitales de nuestra provincia resolvieron ayer “suspender temporalmente la restricción de prestaciones” a afiliados de la Administración Provincial de Seguro de Salud (Apross).

De tal modo, aseguraron que se normalizará la atención de los pacientes, a la espera de que las autoridades de la obra social provincial “recapaciten sobre la importancia de regular aranceles dignos, que permitan brindar la prestación de calidad que todo paciente merece”.

A través de un comunicado que lleva las firmas de la Asociación de Cardioangólogos Intervencionistas de la Provincia de Córdoba (Acic) y del Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas (Caci), se indicó que “pese a la extrema insensibilidad e irresponsabilidad demostrada por las actuales autoridades de Apross, quienes en este tiempo nunca siquiera se dignaron a iniciar conversaciones para llegar a un acuerdo sobre una justa actualización de aranceles que garantice una prestación acorde a la complejidad de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos por cateterismo que realizamos”, los profesionales decidieron “no ser cómplices de Raúl Gigena (presidente de Apross) en poner en riesgo indefinidamente a los afiliados de la obra social provincial, quien desconoce no solo a nuestras  asociaciones sino también las probables consecuencias que significa seguir manteniendo una postura de indiferencia ante el posible riesgo de eventos cardiovasculares en la población, aún a sabiendas que estos constituyen la causa número 1 de mortalidad en el mundo”.

0
0
0
s2sdefault