18
Vie, Agosto 2017 08:54 PM
Banco Nación jpg

Sociedad

Luego de las repercusiones por el impacto del ciberataque a escala global, el Poder Judicial de Córdoba dispuso transitoriamente la suspensión de la libre navegación por Internet a todos los usuarios, ya sea empleados, magistrados o funcionarios, que tienen accesos a computadoras en los distintos tribunales

De este modo, hasta nuevo aviso, se dictaminó que solamente se puede acceder por computadoras a la página del Poder Judicial, a los sistemas internos y a Google. En tanto, no se permite el uso de correos electrónicos personales ni acceso a sitios como Twitter, You Tube u otros similares. La restricción alcanza también a los periodistas acreditados que tienen acceso a computadoras del Poder Judicial.

En tanto, investigadores informáticos trabajan en distintos lugares del mundo para determinar cuál fue el origen del ransomware WannaCry, que generó un ciberataque masivo desde el viernes último, afectando a más de 200.000 computadoras en al menos 150 países. Mikko Hypponen, titular de la firma de seguridad F-Secure con sede en Helsinki, Finlandia, escribió en su cuenta de Twitter que "existe la confirmación de que más de 200 víctimas de WannaCry pagaron rescate y recuperaron sus archivos", una decisión "no recomendada" por el experto. A su vez, el Wall Street Journal consultó a especialistas que opinaron que el ransomware se propagó con "phishing", esto es la suplantación de identidades por medio de los correos electrónicos.

Actualmente hay dos hipótesis fuertes, ambas conectadas con el puerto 445, un "ingreso" de software del sistema operativo Windows normalmente aislado de Internet. Según la primera sospecha, por culpa de un "bug" -imagen diminuta y escondida, también llamada "bicho" o "cucaracha" para realizar vigilancia encubierta-, dicho puerto podría haber sido alcanzado desde la web. La segunda hipótesis sostiene, en cambio, que la "computadora cero" se habría infectado con una conexión de wifi, tal vez en una cafetería o comercio, para luego difundirse por redes corporativas. En tanto, ante sospechas de que el ciberataque se originó en Corea del Norte, voceros de las compañías especializadas en seguridad digital, Symantec y Kaspersky, dijeron que era demasiado pronto para decir si ese país estuvo involucrado.

Asimismo, se supo que el británico Marcus Hutchins, de 22 años, habría sido quien logró frenar la primera oleada del ciberataque. Al respecto, el joven señaló en la víspera que no se considera un héroe y que simplemente hizo “lo correcto". No solamente eso, en su Twitter anunció que el sitio HackerOne le había otorgado una recompensa de 10.000 dólares que entrega a los "hackers éticos" por su tarea, pero que él decidió donar esa cifra a dos entidades de bien público que todavía no eligió.

0
0
0
s2sdefault