Sociedad

Los hogares que participen de la iniciativa tendrán un beneficio en tasas municipales

En una de las últimas resoluciones del Concejo Deliberante de La Para, localidad ubicada en el departamento Río Primero, se aprobó una ordenanza inédita en nuestra provincia. Se trata de la instrumentación del plan Cuentas Verdes, que pretende involucrar a la totalidad de los habitantes en la separación de los residuos en origen, una acción que viene desarrollándose desde hace varios años. La iniciativa prevé un monitoreo de la conducta de los vecinos durante todo el año 2018. El resultado de ese relevamiento permitirá identificar el compromiso de los pobladores en la selección, clasificación y reciclado de residuos y, como premio, se les aplicará un 10 por ciento de descuento en la tasa de la propiedad correspondiente al año 2019. Incluso, de prosperar la prueba piloto, la comuna promete extender el beneficio a otras tasas municipales.

El intendente de La Para, Martín Guzmán, defendió el nuevo sistema tributario “porque será un estímulo fundamental para los vecinos”. Consultado respecto de cómo se concretará el monitoreo domiciliario, el jefe comunal indicó en declaraciones a HOY DÍA CÓRDOBA, que “desde hace 15 años la comuna viene trabajando en la separación domiciliaria de los residuos. Y los empleados que recolectan esos residuos son prácticamente los mismos y saben quiénes son los vecinos que reciclan, quiénes lo hacen bien y quiénes directamente no lo hacen”. 

A su vez, este compromiso vecinal fue medido a través de un programa implementado en conjunto con alumnos secundarios de establecimientos educativos, que censaron a quienes separaba la basura domiciliaria. Ese relevamiento indicó que el 75 por ciento de los vecinos de La Para separa la basura en sus hogares, un diez por ciento lo hace de manera regular y un 15 por ciento directamente no separa su basura. “Nos pareció importante que la gente que recicla comience a tener un beneficio, una política que se implementa en países desarrollados como Finlandia y Suecia”, resaltó Guzmán. Con el programa en marcha, ahora los interesados en acogerse al beneficio deberán anotarse en el municipio. A su vez, los recolectores de residuos tendrán una planilla con el listado de los vecinos anotados y mensualmente habrá un testeo para corroborar que la separación de los residuos que hacen los usuarios en sus hogares sea la correcta.

El destino de la basura, una vez discriminada
La localidad de La Para, ubicada a unos 150 kilómetros de la ciudad de Córdoba, cuenta con unos 5.000 habitantes distribuidos en 1.400 hogares. Los días lunes, miércoles y viernes los recolectores retiran de las casas particulares los residuos mixtos y orgánicos, mientras que los días martes y jueves lo hacen con los desechos que son reciclables como cartón, vidrio, papel, plástico y telgopor. Según precisaron a este medio desde la mencionada comuna, los residuos mixtos van a parar al basural que tiene el municipio. “Estamos en un proceso para erradicar este basural. Como presidente del Vertedero de Ansenuza (que congrega a 9 municipios) hemos comprado un terreno (ubicado entre las localidades de Balnearia y Villa Concepción del Tío) para hacer un vertedero como debe ser y eliminar así este basural que hoy tenemos en el ingreso al pueblo”, precisó el intendente Martín Guzmán. Mejor destino tienen los residuos orgánicos, que ingresan al parque agroecológico que tiene la comuna, donde son reconvertidos en compost, tierra y plantines para vender o reutilizar en diferentes trabajos del municipio, y una huerta orgánica que produce verduras y frutas orgánicos y que luego se comercializan (cada 15 días) en la plaza del pueblo. Para los desechos reciclables (cartón, plástico, vidrio y diarios) la comuna cuenta con una prensa y el trabajo de 15 personas. Luego, el municipio comercializa esos materiales compactados en esta capital. 

0
0
0
s2sdefault