Política

El Ministerio de Gobierno y Seguridad de la Provincia, a cargo de Juan Carlos Massei, anunció que dejará de comprar equipamiento para la Policía sin licitación previa.

El anuncio se da luego que en marzo de 2017, una investigación periodística diera cuenta que la cartera adquiría elementos como automóviles y chalecos antibalas sin la correspondiente licitación. Además, se demostró que la Provincia pagaba sobreprecios por estos elementos. En los últimos dos años, y según datos de La Voz del Interior, la Provincia realizó compras directas para Seguridad por al menos 555.906.542 millones de pesos, lo que representa un tercio del gasto total de seguridad en Córdoba.

Cabe destacar que, si bien la compra directa, amparada tanto en la emergencia nacional como en el artículo 10 inciso b de la ley 10.155, permite realizar las adquisiciones sin pasar por los canales usuales, requiere la “existencia de urgencia manifiesta o necesidad imperiosa en la contratación de un bien o servicio”. Bajo este justificativo se amparó la Provincia, al aducir que la situación de inseguridad reinante no permitía planificar con tiempo suficiente la compra de esos equipos, por lo que no tenía opción.

Ante la polémica desatada y los numerosos reclamos por parte de legisladores de la oposición, el Ministerio de Gobierno y Seguridad declaró que, tras haber equipado a las fuerzas de seguridad abandonó la compra directa y “sólo habrá subastas, compulsas y licitaciones”. 

0
0
0
s2sdefault