Política

Los trabajadores concretaron hoy una nueva jornada de protestas en el Polo Sanitario en rechazo a los "traslados compulsivos" de los profesionales, según denuncian

La atención en el Hospital de Niños se vio resentida este miércoles por la decisión de los trabajadores del nosocomio de realizar un paro por 24 horas, asambleas desde las 9.30 y cortes en el Polo Sanitario en rechazo al traslado de dos reconocidos médicos a otros centros de salud.

Estos cambios habían sido dispuestos la semana pasada por el Ministerio de Salud de la Provincia, lo que generó un fuerte malestar en la comunidad del centro asistencial, que tildó a la medida de “traslados compulsivos”, a la vez que denunció una “persecución” a sus profesionales como respuesta a los planteos que desde hace meses vienen exponiendo por el deterioro del hospital. 

Los médicos desplazados son el jefe del servicio de Diagnóstico por Imágenes, Hugo Robledo, quien fue trasladado al Florencio Díaz; y el cirujano pediatra, Carlos Altamirano, delegado de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) en el hospital, destinado al Pediátrico.

"Con alto acatamiento se está desarrollando el paro en el Hospital de Niños, y en el mismo, en asamblea se decidió continuar en estado de alerta y realizar asambleas con resentimiento de la atención los días martes y jueves próximos a la espera de una respuesta por parte del Ministerio", informó este mediodía la Comisión directiva de UTS. 

El gremio también confirmó que se presentó en el juzgado N° 9 del fuero laboral, a cargo del Juez Toledo, el amparo judicial rechazando el traslado del doctor Altamirano "por ser ilegal". Por último, en la legislatura se presentó un pedido de informe al Poder Ejecutivo sobre la situación crítica del Hospital de Niños.

Ante esta situación, desde el Ministerio de Salud de la Provincia que dirige Francisco Fortuna, informaron a HOY DÍA CÓRDOBA que ambos traslados están ratificados. "El traslado del doctor Altamirano al Hospital Pediátrico de la Ciudad de Córdoba obedece a razones de servicio, a fin de afianzar la creación de una unidad de cirugía de tubo digestivo en dicha institución, existiendo personal capacitado en el Hospital de Niños para reemplazarlo sin resentir el servicio", comunicó la cartera sanitaria. 

Además, desde el Ministerio agregaron que "disponer un traslado se encuentra dentro de las facultades propias del Ministerio de Salud, que tiene como deber garantizar el derecho a la salud de los habitantes de la Provincia (...) siempre sin afectar el derecho de los trabajadores resguardados por la Ley N° 7625".

Por lo tanto, aseguran desde el Ministerio que la medida "se condice con lo establecido en la legislación vigente, ya que el Hospital Pediátrico del Niño Jesús se encuentra dentro del radio de 30 kilómetros del anterior lugar de trabajo del doctor Altamirano, esto es, el Hospital de Niños de la Ciudad de Córdoba, que está ubicado específicamente a 4,26 kilómetros de distancia". "De todo esto se desprende que la medida adoptada no es objetable desde el punto de vista legal ni desde el punto de vista del servicio", se informó.

En relación al traslado del doctor Robledo, desde Salud aseguraron que el profesional "no reclamó" sobre el mismo.

 

0
0
0
s2sdefault