23
Mar, Enero 2018 04:46 AM

Policiales

Es la principal hipótesis que se maneja por un crimen ocurrido en el último día del año

Un hombre fue asesinado por su propio hijo en el último día del año, en una vivienda de barrio San Roque de nuestra ciudad. Esa es la principal hipótesis que manejaba hasta ayer personal de la Policía de Córdoba en relación al crimen ocurrido en la casa de calle Aviador Camilotti al 1.600. La víctima fue identificada como Tomás Moyano (74) y su hijo, el supuesto agresor, como Leonardo Javier Moyano (36). 

Al parecer, los Moyano vivían juntos, y en compañía de la pareja del hombre más joven, identificada como Gimena Juárez. Días atrás, el supuesto agresor y la mujer habrían protagonizado una pelea. Por eso motivo, ella habría decidido pasar unos días en la casa de sus padres. Sin embargo, Moyano (hijo) la habría llamado para manifestarle que su padre se había ido de viaje y que podían estar solos. Sin embargo, siempre según trascendidos, cuando la mujer se dirigió al lugar, notó algo raro en el domicilio y decidió llamar a la Policía de Córdoba.

Efectivos de la fuerza se dirigieron al lugar, ingresaron y encontraron elementos que luego fueron incautados como elementos de prueba. Entre ellos, figuran una soga, una camisa ensangrentada, y un bolso con ropa que estaba en el baúl de un automóvil. En esa circunstancia, los uniformados solicitaron la asistencia del Grupo Especial de Salvamento (Ges) y de la División Canes. 

El cuerpo de la víctima fue encontrado enterrado en el patio de la casa, a 70 centímetros del suelo. “La tierra estaba removida. Un can fue el que detectó el lugar a donde se realizó la excavación. Estaba con una cama elástica arriba de la tierra”, relató a los medios el Comisario inspector de la División Homicidios de la Policía de Córdoba, Luis Ramírez. En relación al posible motivo del crimen, el uniformado dijo: “En principio podría haber sido una discusión que habrían tenido entre padre e hijo”. Por último, se refirió a cómo murió Moyano: “De acuerdo al informe preliminar, habría sido utilizado un elemento contundente en la zona del cráneo”. De todas maneras, al cierre de esta edición se esperaban las pericias de la Policía Judicial y los resultados de la autopsia para determinar la causa fehaciente de la muerte. La investigación quedó a cargo de la fiscal de Violencia Familiar, Bettina Croppi.

0
0
0
s2sdefault