22
Dom, Octubre 2017 07:53 PM

Policiales

El fiscal a cargo de la investigación confirmó que hay un policía imputado por el hecho

Un joven de 17 años murió ayer en barrio Marqués de Sobremonte Anexo de nuestra ciudad en un confuso episodio que involucró a efectivos de la Policía de Córdoba, y que intentaba esclarecerse al cierre de esta edición. La víctima, identificada como Ezequiel Varela, recibió al menos un disparo de arma de fuego y fue trasladado al Hospital Infantil de barrio Alta Córdoba, donde finalmente murió a causa de las heridas.

Existen dos versiones respecto a cómo sucedieron los hechos que derivaron en la muerte del joven. Por un lado, la Policía de Córdoba aseguró que la herida recibida por Varela fue el producto de un intercambio de disparos entre efectivos de la fuerza y el joven. Según esta versión, todo comenzó cuando policías fueron alertados de un arrebato en la vía pública. En este marco, comenzó una persecución que finalizó con la supuesta balacera y, en última instancia, la muerte del joven. Sin embargo, la posibilidad de que “anteriormente haya sucedido otro hecho”, un ilícito supuestamente cometido por el joven, no fue establecida con precisión y es materia de investigación, confirmó en una conferencia de prensa el fiscal a cargo de la causa, Iván Rodríguez. Además, el funcionario judicial ratificó que hay un policía imputado por el hecho, pero que no se ordenó su detención.

Sucede que la segunda versión de los hechos, apunta a un presunto caso de “gatillo fácil”. Familiares del joven asesinado descartaron desde un primer momento que Varela haya sido delincuente, que haya portado un arma y aseguraron que los vecinos del lugar solo escucharon un disparo, y no una balacera. Según esta versión, uno de los uniformados le disparó por la espalda al joven y, ya dentro del patrullero, lo pisó con el automóvil. Lejos de la primera versión, el padre de Varela, aseguró que su hijo fue alcanzado por la bala cuando se dirigía a la casa de su abuela, para encontrarse con su madre. Por último, el fiscal Rodríguez confirmó que hay elementos secuestrados, concretamente, armas pertinentes para la investigación de la causa.  

0
0
0
s2sdefault