Automovilismo

Referentes del TC criticaron la decisión de competir en Posadas pese a la torrencial lluvia

La victoria del pasado domingo de Emiliano Spataro en Posadas, por la sexta fecha del campeonato de Turismo Carretera, desató un sinfín de críticas tras la decisión de las autoridades de suspenderla tras diez vueltas debido a la copiosa lluvia que se abatía sobre el trazado misionero.  El mendocino Julián Santero, quien sobre el final protagonizó un accidente, fue muy duro con sí mismo y con sus colegas por no saber oponerse a la decisión de la correr sin las mínimas medidas de seguridad. “Estoy un poco enojado conmigo mismo y con los demás pilotos porque somos los primeros que nos tenemos que cuidar. Si no ponemos límites nosotros, no los va a poner nadie. Somos realmente los que estamos arriba del auto y vemos la poca visibilidad que había, lo peligroso que era y sin embargo nadie paró. Me incluyo”, explicó el volante de 23 años. 

“Creo que tenemos que hacer una reunión los pilotos y a estas cosas ponerles un límite porque fue una gran boludez, por así decirlo. Chocamos, rompimos autos, van a salir carísimos los arreglos, pero nadie se lastimó. Pero sí podría haber ocurrido porque quedaron autos en el medio de la pista y los que venían atrás no veían nada. Los podrían haber chocado al medio”, aseveró el piloto del equipo Dole Racing, quien señaló que “todos tenemos compromisos con sponsors, pero hay que empezar a poner la seguridad en primer plano”. Por su parte, Facundo Ardusso coincidó al sostener que “cuando no se ve nada, hay que levantar”, mientras que Josito Di Palma, líder del certamen, señaló que “creo que puertas adentro tenemos que charlar y bastante respecto a lo que vivimos arriba de los autos”. En tanto, Matías Rossi descargó críticas a través de Twitter sosteniendo que “una vez más se larga una carrera sin las medidas de seguridad que necesitamos. Lo que pasó no es casualidad. No se veía ni con Pace car”.

 

 

0
0
0
s2sdefault