23
Mar, Enero 2018 02:42 AM

Nacional

La CGT manifestó su preocupación por la situación, mientras que ATE convocó a un paro nacional

La profundización de los despidos en el cierre de 2017 y el inicio del nuevo año en el sector público y privado puso en estado de alerta a los gremios, al punto que la conducción de la CGT expresó ayer su “preocupación” por la situación y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) anunció un paro nacional para mañana con movilización al Ministerio de Modernización en Capital Federal ante las desvinculaciones producidas en el Estado, que el gremio estimó en “alrededor de 1.200”. 

Un comunicado del Consejo Directivo de la CGT informó ayer su estado de alerta ante los despidos registrados en los últimos días, al denunciar que contra el discurso oficial “se produjeron cesantías en el Estado, como en TDA y Fabricaciones Militares, y otro tanto determinó el empresariado privado, como en el Ingenio Ledesma, Calzados Grimoldi y Vasalli Fabril”. “El achicamiento del Estado se realiza a expensas de sus destinatarios -la población en general- y de los propios trabajadores, que pierden el empleo y ganan en incertidumbre”, alertó la CGT, que aseguró que “no es menos cierto lo que ocurre en el sector privado, en especial en las actividades de manera clara afectadas por la importación descontrolada y la competencia desleal”. 

Ante ello, la central obrera informó que rechaza “los despidos sin causa, se solidariza con los gremios en lucha en cada actividad y, otra vez, condena cualquier tipo de represión que pretenda acallar la protesta social”, según el comunicado de prensa. A su vez, ATE nacional convocó a un paro para mañana ante los despidos producidos en el Estado, que calculó en “alrededor de 1.200” desde diciembre a la fecha. La marcha irá desde el Obelisco porteño hacia el Ministerio de Modernización. 

Ayer, los trabajadores de Fabricaciones Militares de la ciudad de Azul volvieron a cortar la ruta nacional 3 ante la caducidad de unos 260 contratos, a la vez que pidieron armar un comité de crisis con empleados, vecinos y funcionarios municipales “por el peligro que implica que los servicios no estén debidamente controlados”. “Hoy fueron todos los trabajadores y les dicen que a partir del 2 de enero al 14 de febrero la fábrica no estará operativa, pero no les dicen nada más”, informó Vanina Zurita, de ATE Azul, quien aseveró que “no tenemos interlocutor desde que llegó la intervención”.

Los despidos se extendieron ayer a Radio Nacional, donde los trabajadores cesanteados en diciembre se comenzaron a enterar de su situación laboral al llegar a la emisora: “La perversidad es tal que los compañeros llegan, fichan y se enteran que están afuera porque el sistema no los toma”, denunció Carlos Saglul, delegado de Sipreba.

El Presidente busca reducir los cargos políticos

El presidente Mauricio Macri anunciará en los próximos días un plan de reducción de cargos políticos y jerárquicos de su Gobierno que generará un ahorro fiscal de más de 1.000 millones de pesos anuales, según anunció La Nación. El matutino indicó que la Casa Rosada exhibirá el plan como un gesto de austeridad en medio del programa de ajuste del Estado y reducción del déficit fiscal, “rojo que en 2017 superará los 400.000 millones de pesos”, indicó. Según habría confirmado el propio Macri, el Gobierno avanza en un plan de reducción del 20% de los 3500 cargos jerárquicos de la Administración Pública Nacional (APN), que ya ha comenzado a aplicarse. El objetivo incluye tanto a los secretarios de Estado como a los subsecretarios, directores y coordinadores de los 20 ministerios del Poder Ejecutivo. “El ahorro será todavía superior al 20% en la cantidad de cargos y en recursos de la masa salarial de esos cargos”, aseguró un funcionario no identificado al diario. En concordancia con esta decisión, el intendente de Quilmes, Martiniano Molina (Cambiemos), anunció ayer la reducción de un 36% de los cargos de su municipio, lo que implicó el despido de 400 trabajadores de todas las áreas. 

200 “ñoquis” en Diputados

Unos 200 “ñoquis” fueron detectados en la Cámara de Diputados, en lo que fue la primera evaluación del funcionamiento del sistema de control de asistencia del presentismo. La mecánica, que tiene el aval de los bloques parlamentarios y del gremio, se puso en marcha hace dos meses y detectó también unas 700 irregularidades sobre un total de 5.589 empleados. El control de presentismo se aplica por medio de un sistema biométrico de identificación de la huella dactilar, tanto en el ingreso como en la salida del personal, y contempla a la planta permanente y la transitoria. En la Cámara de Diputados, se instrumentó el 1 de noviembre y en el Senado arrancó el 1 de diciembre, al igual que en la Biblioteca del Congreso.

3.346 cesantías en diciembre

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (Cepa) objetivó la cantidad de despidos en el último mes del año. Según Cepa, en diciembre de 2017 hubo 3.346 despidos y suspensiones en todo el país, 60% de los cuáles se produjeron en el Estado. En los ministerios del gobierno nacional hubo 557 expulsados, mientras que otras 654 personas perdieron el trabajo en organismos descentralizados del Estado, como Fabricaciones Militares y la Televisión Digital. La gobernación bonaerense, por su parte, produjo 564 cesantías según el relevamiento, con lo que el conteo de puestos perdidos en la administración pública llegó a 1904 afectados. En el sector privado, diciembre tuvo a su vez 1.442 despidos y suspensiones, 75% de los cuáles correspondieron al sector industrial.

0
0
0
s2sdefault