22
Vie, Septiembre 2017 03:50 PM

Economía

Un informe del Indec reveló que se agravó la distribución del ingreso

Un informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) reveló que la desigualdad en la distribución del ingreso registró un deterioro significativo en 2016: la brecha entre el ingreso familiar promedio del 10% de los hogares más pobres y el 10% más rico llegó a 18,7 veces en el último trimestre del año pasado. Esto implica que, en el cuarto trimestre de 2016, el 10% más rico de la población se quedó con el 31,5% de los ingresos mientras que el 10% más pobre retuvo sólo el 1,7% del total. Si bien a causa de la ausencia de estadísticas que hubo en la primera mitad del año pasado, no es posible hacer comparaciones con el mismo período de 2015, la información disponible indica que en el segundo trimestre del último año de Cristina Fernández de Kirchner la distancia entre los ingresos de los hogares del primer y el último decil había sido de 16,5 veces, mientras que durante el mismo período de 2016 llegó a 18,9 veces. El dato positivo es que en el tercer trimestre de 2016 la diferencia de ingresos entre los extremos había ascendido a un pico de 21,7 veces, distancia que disminuyó hacia el cierre del año pasado a 18,7 veces. Por otro lado, el Indec reveló también que la mitad de los argentinos sobrevive con menos de 8.500 pesos al mes, una cifra apenas superior al salario mínimo vital y móvil. El diario La Nación publicó en efecto que más de 8.000.000 de argentinos tenían un ingreso medio, en el total de los aglomerados urbanos, de 7.649 pesos al cierre del año pasado, aunque el promedio total llega hasta los 11.033 pesos. Medidos en números individuales, aquellos que menos ingresos reciben, en el primer decil, llegaban a 1.475 pesos (1,3% de la torta total), mientras que en la otra punta alcanzaban a los 33.461 pesos (el decil más rico que se quedaba con el 30,3% del total de los ingresos).

La situación tiene impacto en el consumo, que sigue en caída: según el Instituto de la Fundación Germán Abdala, el consumo cayó 1,9% en abril con respecto al mismo período de 2016, mientras que en relación a marzo bajó un 0,4%, con lo que acumula 16 meses consecutivos de recesión. 

 

0
0
0
s2sdefault