24
Mié, Enero 2018 06:39 AM

Provincial

Se trata de una inversión para Sierras Chicas, Mina Clavero y Cura Brochero

En su primer día de agenda oficial en Austria, el gobernador Juan Schiaretti se reunió ayer en Viena con directivos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), ante quienes gestionó fondos para la realización de las obras de cloacas en Sierras Chicas, la cuenca media y oeste del lago San Roque, Mina Clavero y Cura Brochero. De acuerdo a lo informado por el gobierno de Córdoba en un comunicado, estos trabajos prevén una inversión de 104 millones de dólares, de los cuales la Provincia aspira a conseguir financiamiento por 60 millones de dólares, y la diferencia será solventada por el Estado cordobés. El crédito ofrecido sería a 18 años de plazo, con cuatro años de gracia, a una tasa de interés del 5 por ciento anual.

El Gobernador viajó a Viena acompañado por los ministros Ricardo Sosa (Inversión y Financiamiento) y Fabián López (Agua, Ambiente y Servicios Públicos), además de Carlos Gutiérrez, presidente del bloque de legisladores provinciales de Unión por Córdoba. A su regreso de Europa, el mandatario provincial confirmará los reemplazantes de los dos funcionarios que dejarán sus cargos para asumir como diputados nacionales: la secretaría de Equidad, Alejandra Vigo, y el titular de la Agencia Córdoba Joven, Paulo Cassinerio.

Asimismo, Schiaretti deberá resolver quien queda como segunda autoridad en la provincia, ya que el vicegobernador Martín Llaryora, también asumirá en la Cámara Baja nacional. Para dicho lugar, ya suenan con fuerza los nombres de Oscar González, presidente provisorio de la Legislatura Unicameral, y de Héctor Campana, legislador oficialista y ex Vicegobernador durante la primera gestión de Schiaretti al frente de la Provincia en el período 2007-2011.

Por último, trascendió que López seguiría al frente del ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, a pesar de que el próximo 7 de diciembre tendrá que presentarse a declarar ante el juez federal porteño Sebastián Cassanello, en una causa que involucra a 30 personas, entre ellos directivos de importantes constructoras, como Odebrecht y la cordobesa Benito Roggio.

 

0
0
0
s2sdefault