Ante una conversación cara a cara, que se caracteriza entre otras cosas por ver los movimientos faciales de los interlocutores, el cerebro tiende a prestar más atención al lenguaje que si la cara estuviera estática, según una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de la Universidad de Humboldt (Alemania).

Página 1 de 4

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar