24
Mié, Enero 2018 06:09 AM

Policiales

PARÍS.- Durante la jornada de ayer se registró un ataque terrorista en las cercanías de Saint-Charles, la principal estación de trenes de  Marsella, cuando un hombre agredió con un arma blanca a dos mujeres. Según la Policía, el hombre gritó “Allah Akbar” (Dios es grande), antes de ser abatido por militares asignados a los dispositivos de prevención antiterrorista. Las víctimas tenían 17 y 30 años y fueron apuñaladas por el agresor, de entre 25 y 30 años, de origen magrebí. Horas después, la organización yihadista Estado Islámico (EI), a través de su órgano de propaganda, Amaq, se atribuyó los crímenes y dijo que el autor era uno de sus “soldados”. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó que estaba “profundamente indignado por el acto bárbaro” y aseguró que sentía “rabia y tristeza por las víctimas”, en mensajes que publicó en su cuenta oficial en Twitter. 

En tanto, la policía canadiense informó ayer que investiga como “actos de terrorismo” dos sucesos que se produjeron la ciudad de Edmonton, la capital del Estado de Alberta, en el oeste del país, que causaron heridas en al menos cinco personas y que el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, condenó y definió como “otro ejemplo del odio”. El primer incidente tuvo lugar cuando un agente que controlaba un partido de fútbol fue embestido por una furgoneta a gran velocidad, para luego ser apuñalado por el conductor. Según indicó el jefe de la policía, Rod Knecht, dentro del vehículo se encontró una bandera del grupo EI. Horas después, la policía paró en un control a una camioneta alquilada y el conductor, que se dio a la fuga, fue perseguido, atropellando a cuatro personas durante su huída. 

0
0
0
s2sdefault