25
Dom, Febrero 2018 04:41 AM

Mundo

El papa Francisco llegará este lunes por cuarta vez a Sudamérica para iniciar una visita a Chile y Perú en la que además de su preocupación por la corrupción y los pueblos originarios, buscará revitalizar dos Iglesias golpeadas en los últimos años por escándalos de abusos de sacerdotes a menores de edad.

Con el lema "Mi paz les doy", Jorge Bergoglio aterrizará este lunes en Santiago a las 20 hora local, acompañado por Télam y otros medios a bordo del vuelo AZ4000 de Alitalia, para iniciar una visita en la que recorrerá la capital trasandina, la sureña Temuco e Iquique, 1400 kilómetros al norte de la capital chilena, desde donde partirá a Perú.

En su viaje desde Roma, Francisco sobrevolará Argentina por segunda vez desde su elección en 2013 y enviará un telegrama al presidente Mauricio Macri al entrar al espacio aéreo nacional.

Los reclamos de perdón a la Iglesia de Chile de parte de la sociedad civil por los abusos cometidos contra menores de edad en los últimos años enmarcarán el vigésimo segundo viaje de Bergoglio como Papa.

El desgaste de la Iglesia por los escándalos sucedidos tras el "caso Karadima" (en 2010 se conocieron denuncias por abusos sexuales a menores contra el párroco Fernando Karadima, declarado culpable por la Santa Sede tras un proceso canónico), es una de las causas que explica que en Chile el pontífice tenga la imagen positiva más baja de la región, con un 5.3 sobre 10, según la consultora Latinobarómetro.

Además, en los últimos días distintos grupos atacaron iglesias en Santiago y hasta tomaron por algunos minutos la nunciatura apostólica en la que Jorge Bergoglio dormirá las tres noches que permanecerá en en el país.

Con el tema de los abusos en la agenda también en Perú, esta semana Bergoglio dispuso la intervención del Sodalicio de Vida Cristiana, luego de que la justicia local pidiera prisión para el superior general de esa sociedad de derecho pontificio, Luis Fernando Figari, por supuestos casos de abusos a menores.

El secretario de Estado Vaticano, Pietro Parolin, aseveró en las últimas horas que "será un viaje no simple pero apasionante que tendrá dos desafíos".

"El primero es el de las poblaciones indígenas. Y aquí hago referencia al Sínodo sobre la Amazonia que ha sido convocado por el Papa recientemente, y que tendrá lugar en el 2019", dijo el cardenal italiano al referirse al encuentro de Bergoglio con representantes de la Amazonía el 19 en Puerto Maldonado, 870 km al este de Lima.

"Por lo tanto, cuál es el papel, cuál es la contribución de estas poblaciones dentro de cada país, de sus sociedades, y para dar una contribución también a estas sociedades", será uno de los ejes de ese encuentro, planteó Parolin en declaraciones al sitio web oficial de la Santa Sede.

La relevancia de esa actividad en la nutrida agenda de Francisco, a la que concurrirán diversos pueblos de montaña peruanos y de otros países, incluidos los denominados "últimos Incas", quedará de manifiesto con la presencia del cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo de obispos, la institución episcopal de mayor relevancia mundial.

Por otro lado, en el marco del denominado escándalo Odebrecht, Parolin destacó que "la corrupción" será otro de los temas.

"Después, un tema que el Papa siente mucho y sobre el que ha vuelto con palabras también muy marcadas, es aquel de la corrupción, que impide el desarrollo y también la superación de la pobreza y de la miseria", planteó Parolin.

Además, la etapa chilena tendrá como puntos fuertes su primera visita a una cárcel de mujeres, en la tarde del martes 16, y el encuentro con habitantes de la Araucanía, entre ellos mapuches chilenos y argentinos, durante su paso por Temuco el mediodía del miércoles 17.

En su último día en Chile, se encontrará "cara a cara" con dos víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet en el aeropuerto de Iquique.

En Perú, donde con el lema "Unidos por la esperanza" recorrerá Lima, Puerto Maldonado y Trujillo desde la tarde del jueves 18, el Pontífice hará foco también en la defensa del ambiente y la crítica al modelo extractivista, en vistas del próximo sínodo dedicado a la pan Amazonía convocado para octubre de 2019 en el Vaticano.

Francisco iniciará sus actividades latinoamericanas el martes en Santiago con un discurso a las autoridades en el Palacio de la Moneda, donde estarán presentes la presidenta Michelle Bachelet y el mandatario electo Sebastián Piñera.

 

Tras haber recorrido 17.731 kilómetros y pronunciado 23 discursos en suelo americano, Francisco retornará a Roma el domingo 21 para aterrizar en la capital italiana a las 14.15 locales del lunes 22.

0
0
0
s2sdefault