24
Mié, Enero 2018 08:18 AM

Política

Kuczynski está acusado de "incapacidad moral permanente" por sus supuestos lazos con Odebrecht

LIMA.- El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, insistió en su inocencia, calificó como “un asalto al orden constitucional” al proceso de destitución abierto en su contra por el Congreso, controlado por la oposición, y alertó sobre “terribles consecuencias para el país” si se lo despoja del poder. En una entrevista televisada en la noche del lunes desde el Palacio de Gobierno, Kuczynski denunció que el parlamento fuerza una “vacancia (destitución) exprés” sin respetar los plazos de un proceso, pues la moción para inhabilitarlo por “incapacidad moral permanente” se presentó el viernes pasado y será votada pasado mañana.

Esa figura está contemplada en la Constitución peruana para inhabilitar al jefe de Estado por hechos extraordinarios sin que necesariamente incurran en delitos, y ya fue utilizada cuando el encarcelado ex presidente Alberto Fujimori quiso renunciar por fax desde Japón en el año 2000. En este marco, el mandatario desmintió la acusación del Congreso de intentar supuestamente ocultar consultorías de su empresa Westfield Capital a la brasileña Odebrecht por las que la constructora pagó más de 782.000 dólares entre 2004 y 2007, cuando Kuczynski era ministro en el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo.

“Se me acusa de cosas que sucedieron años atrás. No he cometido ningún crimen. No he hecho corrupción, ni he creado cuentas ficticias en paraísos fiscales. Todo está fiscalizado, reportado y tributado”, sentenció Kuczynski. Días atrás, la misma constructora brasileña aseguró que los pagos hechos a la empresa Westfield Capital eran legales y gestionados con el entonces administrador de esa sociedad, el chileno Gerardo Sepúlveda. De esta manera, y por medio de una carta publicada en el diario local La República, Odebrecht respaldó las explicaciones brindadas por Kuczynski la semana pasada. 

 

0
0
0
s2sdefault