23
Mar, Enero 2018 02:40 AM

Sociedad

Pese a que las encuestas auguraban un triunfo a la derecha, el ex presidente deberá enfrentar un incierto ballottage

SANTIAGO DE CHILE.- Los pronósticos que vaticinaban una elección formidable para el ex presidente y candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, quedaron opacados cuando empezaron a conocerse los primeros datos de las elecciones que se celebraron el domingo pasado. De hecho, fueron varias las sorpresas que se desprendieron de los resultados. 

En primer lugar, la ventaja que obtuvo Piñera no fue tan grande como se esperaba. El Centro de Estudios Públicos (Cep) asignó, antes de las elecciones, un 45 por ciento de intención de voto para el candidato de Chile Vamos. Sin embargo, Piñera obtuvo un 36,6 por ciento. Quien sí se acercó a lo pronosticado por los sondeos fue el candidato de Fuerza de la Mayoría, y su principal contrincante en la contienda, Alejandro Guillier, quien obtuvo un 22,7 por ciento de los votos. 

Con estos resultados Piñera y Guillier deberán enfrentarse nuevamente el 17 de diciembre, en un ballottage, que tendrá como principales protagonistas las alianzas que logren conformar los candidatos. Piñera minimizó el resultado que obtuvo en la elección comparándolo con el de 2009. “Ustedes recordarán que en 2009 ganamos la elección”, dijo Piñera en un acto realizado días atrás en la sede de su comando de campaña. El líder centroderechista destacó que ganó en todas las regiones del país, “en 300 de las 365 comunas”, y subrayó que se impuso “en casi todas las comunas de clase media del país y en todas las comunas más pobres” de Chile. Por su parte, Guillier señaló que su país “quiere otro camino” y que lo expresó “en el voto”. Para el candidato “comienza un nuevo Chile, más amplio, diverso y solidario”. También se refirió a los resultados de los comicios la actual presidenta de Chile, Michelle Bachelet. La mandataria pidió “que el dinero no sea la única manera de acceder a las oportunidades y la dignidad”, y exhortó a sus compatriotas a votar en la segunda vuelta, porque el país necesita “todas las voces, todas las miradas, para decidir el rumbo”. 

La jornada electoral transcurrió con normalidad pero se vio empañada durante las primeras horas de la mañana, cuando unos 20 miembros de las organizaciones izquierdistas Juventud Rebelde y Ofensiva Secundaria ocuparon el comando electoral de Piñera, mientras éste emitía su voto, y fueron desalojados por efectivos de Carabineros. La característica del día fue la exhortación a votar ante la previsión de una escasa concurrencia. Estuvieron habilitados para concurrir a las urnas más de 14 millones de ciudadanos, para escoger, además de presidente, a 23 senadores, 155 diputados y 278 consejeros regionales.

La inesperada victoria de Beatriz Sánchez

SANGIAGO DE CHILE.- La gran sorpresa de las elecciones chilenas fue el desempeño de la izquierdista Beatriz Sánchez. La candidata del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, consiguió el tercer lugar con el 20,3 por ciento de los votos. La cifra supera notablemente el 12 por ciento que le auguró el Cep. Al cierre de esta edición, se desconocía si Sánchez apoyará a Guillier de cara al ballottage de diciembre. Su candidatura aglutina, entre otros, a los antiguos líderes de las protestas estudiantiles, quienes la animaron a saltar a la arena política con el objetivo de atraer a los críticos de la política tradicional, en su mayoría jóvenes, y a los desencantados de la izquierda que apuntaló al gobierno de Bachelet. Más lejos se ubicaban el pinochetista José Antonio Kast, con 7,9 por ciento; la demócrata cristiana Carolina Goic, con 5,9 por ciento; el centroizquierdista Marco Enríquez-Ominami, con 5,7 por ciento; el ultraizquierdista Eduardo Artés, con 0,5 por ciento, y el centroizquierdista Alejandro Navarro, con 0,37 por ciento.

0
0
0
s2sdefault