21
Lun, Agosto 2017 08:33 PM
Banco Nación jpg

Política

El domingo los franceses concurrirán a las urnas para elegir a su próximo presidente

 

PARÍS.- Los candidatos presidenciales franceses pisaron ayer el acelerador a cinco días de los comicios, en un intenso final de campaña sacudido por el desbaratamiento de un “ataque terrorista” inminente. Autoridades informaron que la policía detuvo ayer a dos personas radicalizadas en la sureña ciudad de Marsella y frustró una “acción violenta e inminente” en Francia, que aún vive traumatizada por una serie de atentados del grupo Estado Islámico (EI) que dejaron 235 muertos en el país desde enero de 2015. Casi el 30 por ciento de los franceses aún no decidió su voto y cuatro candidatos tienen chances de pasar al ballottage del 7 de mayo, según los sondeos: el liberal independiente Emmanuel Macron, la ultraderechista Marine Le Pen, el izquierdista Jean-Luc Mélenchon y el conservador François Fillon, separados todos por unos pocos puntos porcentuales. 

En un día en el que los postulantes presidenciales multiplicaron sus actos en todo el país, el ascendente Mélenchon fue el protagonista más activo, al subir a un escenario en el este de Francia con seis hologramas que le permitieron estar presente a la misma vez en actos en otras seis ciudades, estrategia con la cual intentó abarcar a una audiencia global de 30.000 personas. “Es inútil intentar intimidarme antes, durante o después”, declaró a la prensa a bordo del barco, en el que criticó que se planteen escenarios “catastróficos” con sus propuestas, como salir de la Unión Europea (UE) si no se renegocian los tratados y entrar al Alba (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América). En la recta final de la campaña Mélenchon tomó una fuerza inesperada en los sondeos.

Fillon, que en los sondeos está en un virtual empate con Mélenchon en el tercer puesto, atacó ayer a su adversario izquierdista, al que calificó de “nostálgico”. “Mélenchon es un nostálgico de Cuba y de Fidel Castro. Yo prefiero al general De Gaulle”, dijo el exprimer ministro Fillon, de 63 años, en un acto celebrado en Lille, en el norte de Francia. Macron, por su parte, visitó hoy un mercado mayorista en el suburbio parisino de Rungis, donde prometió simplificar las complejas leyes laborales de Francia en la primera semana en la Presidencia. En tanto, Le Pen apeló a endurecer su discurso anti inmigración y atraer votantes que le disputa Fillon, quien cayó del primer al tercer o cuarto puesto en los sondeos al verse involucrado en un escándalo de corrupción, de presuntos empleos ficticios, protagonizado por su mujer e hijos.

Los últimos sondeos atribuyen a Macron el 23 por ciento de las intenciones de voto, por delante de Le Pen, con un 22%, seguidos por Mélenchon, con un 19,5%, y Fillon, con el 19%.

 

0
0
0
s2sdefault