22
Vie, Septiembre 2017 03:49 PM

Política

CARACAS.- El presidente venezolano Nicolás Maduro ordenó ayer militarizar el estado de Táchira tras los disturbios que desencadenaron la muerte de un joven de 15 años, elevando a 43 los fallecidos en las protestas opositoras en el país caribeño, una agudización de la crisis que abordó en la misma jornada el Consejo de Seguridad de la ONU, a pedido del gobierno de Estados Unidos.

A ello se sumó que en las últimas 24 horas y en ese mismo estado decenas de comercios fueron saqueados y dos estaciones de policía y un destacamento militar atacados con bombas incendiarias, donde muchos negocios debieron permanecer cerrados por temor a nuevos actos vandálicos. “He ordenado el traslado de 2.000 guardias y 600 tropas de operaciones especiales”, anunció el ministro el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Los focos de violencia se registraron también en otros puntos del país, por la mañana hubo disturbios en San Antonio de Los Altos, en la periferia de Caracas.

“No podemos hablar de manifestaciones. Se trata de un accionar subversivo para desestabilizar al gobierno (...), que está rayando en la fase de insurgencia armada”, dijo el general Padrino López. Ante esa decisión, el vicepresidente del Parlamento, de mayoría opositora, Freddy Guevara, pidió a la población más “resistencia” y rechazó el decreto de estado de excepción y emergencia económica aprobado el martes por el mandatario chavista.

0
0
0
s2sdefault