24
Sáb, Junio 2017 02:06

Política
Tipografía

CARACAS.- La oposición venezolana volvió ayer a las calles para continuar las protestas contra Nicolás Maduro.

Tras la gran marcha del miércoles, el objetivo de los manifestantes consiste en mantener viva esa presión. Muchos se dicen dispuestos a movilizarse a ultranza, a pesar de los choques con las fuerzas de seguridad en la jornada anterior, el saldo de tres personas fallecidas, y que ayer continuaron. Los líderes opositores acusaron a las autoridades de “represión” y estas trataron de responsabilizar a los manifestantes de al menos una de las muertes. Ayer volvieron a producirse choques con las fuerzas de seguridad y la Guardia Nacional recurrió por segundo día a los gases lacrimógenos para disolver algunas de las concentraciones de opositores. La crisis política venezolana no pasó desapercibida en la región y generó reacciones diversas, entre ellas un reclamo para que se garantice la libertad de expresión, que hizo Estados Unidos, un pedido de elecciones en el que coincidieron la canciller argentina, Susana Malcorra, y el secretario de la OEA, Luis Almagro, y una exhortación a reactivar el diálogo político y a cumplir lo acordado en ese ámbito, a cargo de Alemania y el titular de la ONU, António Guterres. “Hacemos un llamamiento al gobierno de Venezuela y a la oposición para que se comprometan sinceramente a reactivar los esfuerzos de diálogo”, sostuvo el comunicado del secretario general del organismo. En cambio, el presidente boliviano Evo Morales afirmó que “el plan del imperio es derrocar” al mandatario constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, “como un escarmiento a gobiernos antiimperialistas” y para “apoderarse del petróleo venezolano”.

0
0
0
s2sdefault