22
Lun, Enero 2018 07:03 PM

Noticias de opinión

El avispero

MOVIMIENTO OMNÍVORO

Hace ya varios meses que la Primera Dama cordobesa (esposa del Gober) y flamante diputada nacional, Alejandra Vigo, sigue en su misión de sondeo y reclutamiento sobre el nutrido grupo de ex kirchneristas que han quedado huérfanos en la provincia. En realidad, se trata –en su mayoría- de peronistas que siempre se las rebuscan para “calzar” en algún puestito público, y tienen poco apego a la “lealtad”, valor que tanto se proclama y, tantas veces, se respeta tan poco en el peronismo. Y, según lo que he logrado avistar zumbando por los despachos oficiales, mal no le ha ido: en pocos meses ha sabido sumar al peronismo provincial a varios dirigentes kirchneristas de segundas y terceras líneas (incluso también algunos de las primeras líneas, como los diputados nacionales Andrés Guzmán y “Tatú” Bernabey). “El Gringo no se puede quejar: la Ale (por su señora esposa) le ha sumado un lindo grupito de los ex K… Los tipos son militantes y es justo lo que necesita el peronismo en la provincia: militancia…”, arrancó diciendo un estrecho colaborador de Vigo con oficina sobre la Juan B. Justo, donde funciona la Secretaría de Equidad. “Sí, es cierto… lo que no sé es si puertas adentro del justicialismo esas incorporaciones suman o terminan restando… ¿no genera algún recelo interno que ahora ocupen espacios como si nada hubiera ocurrido...?”, le contestó su compañero de oficina (contigua al despacho de Vigo, vale aclarar). “Mirá, si es por sumar, todo suma, todo bien con los ex K, ella convence a cualquiera… ¡si hasta a Saillén (por Mauricio Saillén, polémico Secretario General del Surrbac) se lo trajo!; ahora, eso sí, Alejandra tiene claro un solo límite: Eduardo Accastello; ese sí que no tiene lugar…”, remató el primero. Zzz… ¿Alguna vieja rencilla entre Accastello y su marido quizás? 

JOSÉ Y JUAN FUERON AL RÍO

Un nuevo capítulo del recelo eterno entre dos “dinosaurios” del sindicalismo cordobés: José “Pepe” Pihen y Juan Monserrat (titulares de los gremios estatales SEP y UEPC) acudieron, juntos, a una reunión con el ministro de Finanzas de la provincia, Osvaldo Giordano. Buscaban la “palabra oficial” sobre las repercusiones que podía traer la cacareada reforma previsional en los jubilados cordobeses. Nadie desconoce que entre el incondicional delasotista y el soldado K hay, desde varios años, más puntos de discordia que de consenso. En esta oportunidad también se vio el tironeo entre estos dos dirigentes de peso. “Vos fíjate que logramos que Giordano dijera públicamente que no habrá más ‘armonización’, que no habrá más cambios sorpresas a nuestra ley de jubilaciones, y estos dos enfocados como niños en cuál de los dos organizó la reunión con el ministro… ¡increíble!”, comentó uno de los asistentes a la reunión. “Es cierto, a mí me llamaron, el mismo día, de los dos gremios avisándome de la reunión ‘que había gestionado’ (cada gremio) en Finanzas”, contestó un compañero de luchas, también asistente. “Bueno, el ambiente estaba tenso; ¿no viste cómo salieron corriendo cuando se abrieron las puertas de la sala de reunión para sentarse lo más cerca de la punta posible…? ¡y el ‘Pepe’ llegó primero, ja!; se notó que quedó con la sangre en el ojo Juan, e intentó tomar protagonismo durante la reunión”. Vamos muchachos… Zzz… ¿no están grandes ya para estas cositas…? Zzz… 

COMILONA DE QUINCHO

El pasado fin de semana, en un quincho de la zona de Jesús María, no había más que algarabía, buena música y mejor carne: un asadazo de alta cocina. Es cierto, yo no soy carnívorta, Zzz… pero sé leer los gestos cuando los comensales se llevan el tenedor a la boca, y lo que vi fue disfrute puro. Entre este nutrido grupo de dirigentes de Cambiemos, figuraba el diputado electo por el espacio macrista, Gabriel Frizza. Sí, queridos lectores, allí estaba junto a sus fieles colaboradores. Cuando yo imaginé que lo que estaban festejando era la inminente asunción de Frizza en la Cámara de Diputados, salió de boca de unos de los comensales (un íntimo de Frizza), la verdad: que brindaba por el subsidio que Héctor ‘La Coneja’ Baldassi le había gestionado a sus amigos del Golf Club de Villa Allende… ¿Qué tal, no? Zzz… Quizás el comentario fue algo sarcástico, pues fueron muchas las críticas que el ex árbitro tuvo que soportar durante la semana por ese hecho “políticamente incorrecto”. Pero también es cierto que entre ‘La Coneja’ y Frizza se sacan chispas cada vez que pueden, y que las asperezas están lejos de limarse. Disfrutando de las desgracias ajenas, suele llamarse eso… Zzz… Zzz… Zzz… 

 

0
0
0
s2sdefault