14
Jue, Diciembre 2017 01:22 AM

Turismo

 Kairuán (Túnez) es una de las joyas del patrimonio tunecino.

Fue fundada alrededor del 670 y fue la antigua capital de los emires aglabíes. Está en una región de estepas y llena de monumentos importantes. Es considerada por muchos musulmanes una ciudad santa, los musulmanes suníes la consideran la cuarta ciudad más santa del islam. En la ciudad hay muchas mezquitas, por eso la llaman la "ciudad de las trescientas mezquitas". Durante mucho tiempo no estuvo permitida la entrada a la ciudad a los no musulmanes, pero actualmente ya se puede visitar. La Medina de la ciudad tiene una multitud de cúpulas blancas que indican las tumbas de los santos musulmanes y las "zaouias", edificios dedicados a los maestros espirituales que impartieron enseñanzas religiosas en la ciudad. Una de las cúpulas de la medina alberga un pozo tan antiguo como la ciudad: el Bir Barrouta, que es venerado por su agua sagrada. Actualmente, aún se extrae el agua con una noria impulsada por un camello. En Kairuán deben visitar la antigua "zaouia" de Sidi Abid el Ghariani, también la "zaouia" de Sidi Amor Abada y la "zaouia" de Sidi Saheb. Esta última es la más popular ya que alberga la tumba de un compañero del Profeta. La ciudad de Kairuán fue declarada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en el año 1988 gracias a su rico patrimonio cultural y arquitectónico.

0
0
0
s2sdefault