22
Vie, Septiembre 2017 03:42 PM
Banco Nación jpg

Salud y Belleza

Varios estudios han afirmado que sentarse con las piernas cruzadas puede ser perjudicial para la salud (aumentar la presión arterial y causar varices).

Aunque puede haber algunas verdades en estas afirmaciones, es probable que sentarse con las piernas cruzadas no sea tan malo como lo pintan. Las varices suelen aparecer con la edad por diferentes causas. Aunque no es un problema grave de salud en la mayoría de casos, sí que pueden resultar molestas. ¿Sentarse con las piernas cruzadas provoca que aparezcan antes? Especialistas en cirugía vascular responden con rotundidad que "no las provocan y tampoco son la principal postura que lleva a ellas. Resultan de un problema intrínseco con las propias venas y existen otras posturas que pueden provocar antes su aparición, como pasar largas jornadas de pie". Sobre su influencia en la presión arterial, un estudio encontró que cruzar las piernas a la altura de la rodilla mientras estaba sentado provocaba un aumento de la presión arterial, algo que no ocurría si se cruzaban a la altura de los tobillos. No se trata de algo que agrave en exceso nuestra salud cardiovascular, sin embargo, si la persona sufre riesgo de coágulos, sí es aconsejable consultar con el especialista si esta postura es o no recomendable al sentarse. Por último, existe la creencia popular de que esta postura provoca problemas circulatorios a largo plazo, algo que es comúnmente creído en base a que tiene la capacidad de 'dormir' las piernas, enrojecer la zona, o provocar cosquilleo tras varios minutos. Lo malo, tanto en este caso como en los anteriores no es la postura sino el tiempo que se dedica al sedentarismo, que sí puede repercutir en una mala salud cardiovascular.

0
0
0
s2sdefault