Presupuesto: la foto de Macri con los gobernadores presiona al Congreso

El presidente Macri recibió a los gobernadores de las provincias en un intento por mostrar un frente unido. No se firmó ningún acuerdo y la discusión se traslada ahora al Parlamento

En medio de una fuerte expectativa por el ajuste que impulsa el gobierno nacional con el objetivo de reducir el déficit fiscal, el presidente Mauricio Macri, recibió ayer en la Casa Rosada, a los gobernadores de las provincias. El tema discutido fue el presupuesto del año próximo.

Sin embargo, el jefe de Estado aprovechó la ocasión para mostrarse junto a los mandatarios provinciales con la intención de dar una señal política de gobernabilidad en un clima marcado por la desconfianza de los mercados y la crisis cambiaria. También pretendía dar una imagen de unidad frente al Fondo Monetario Internacional (FMI), en medio de las negociaciones por un adelanto del millonario auxilio financiero pactado con el gobierno nacional.

La foto fue casi completa. De hecho, sólo faltaron cinco gobernadores: Carlos Verna (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Carlos Bordet (Chaco) y Miguel Lifschitz (Santa Fe). Sus ausencias –con excepción del santafesino, que ya estaba anunciada- adquirieron mayor importancia por el contraste que generaron sus presencias en la reunión que mantuvieron los gobernadores horas antes de la foto con Macri, en el Consejo Federal de Inversiones (CFI).

Tras la reunión, los ministros Rogelio Frigerio (Interior, Obras Públicas y Vivienda) y Nicolás Dujovne (Hacienda) y los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Gustavo Valdés (Corrientes) y Omar Gutiérrez (Neuquén), dieron una conferencia de prensa. “De parte de los gobernadores encontramos un acompañamiento a la necesidad de que el Presidente cuente con un presupuesto y también el convencimiento de que tiene que ser con equilibrio entre ingresos y gastos”, sostuvo Frigerio. “La Nación necesitaba la colaboración de las provincias” para reducir el déficit, añadió Dujovne y subrayó que el diálogo que marcó el encuentro.

Del lado de los gobernadores, el primero en tomar la palabra fue Urtubey quien sostuvo que “el presupuesto requiere equilibrio primario y eso implica el esfuerzo de todos”. Asimismo, señaló que “el equilibrio fiscal es una condición necesaria, pero no suficiente” y remarcó que serán ambas Cámaras del Congreso las que darán, o no, el visto bueno a la normativa. “Los gobernadores solo hemos dado el marco de consenso político para lograr un presupuesto equilibrado”, dijo.

Las diferencias en el PJ, a la vista

Previo a la foto con el jefe de Estado, los gobernadores peronistas se reunieron en el CFI. La intención de los mandatarios era ultimar los detalles de la negociación antes de la cita con Macri. En este contexto, Frigerio, quien se sumó al encuentro, aseguró que no se postergará la rebaja al Impuesto a los Ingresos Brutos, una de las exigencias de los mandatarios provinciales. En tanto, el ministro agregó que sí se aplazará la reducción del Impuesto a los Sellos, otro requisito de los gobernadores. De todas maneras, pese a las discusiones, no se firmó ningún documento y la propuesta compartida de Urtubey y Schiaretti, quienes pretendían que ayer los gobernadores firmaron una adenda al Pacto Fiscal que incluía los cambios que están en debate, quedó en la nada. Ayer trascendió que el documento no prosperó porque incluía un apoyo formal a la sanción del presupuesto. De este modo, las diferencias dentro del peronismo quedaron expuestas. Por un lado, Urtubey dio por descontado que los legisladores justicialistas acompañarían el presupuesto. En cambio, su par Verna expresó exactamente lo contrario.

Pálidas estimaciones económicas

En medio de las reuniones que caracterizaron la jornada de ayer, trascendió un borrador del presupuesto que habría salido de la Casa Rosada y que contendría una serie de proyecciones económicas para los próximos meses. Según las estimaciones del gobierno nacional, el dólar se vendería, a fin de año a 38 pesos, la inflación llegaría a 42% y la caída de la actividad sería del 2,4%. Los números son prácticamente los mismos que circularon días atrás, cuando Dujovne explicó cómo pretendía reducir el déficit fiscal de cara a 2019. Las proyecciones para el próximo año fueron aún más desalentadoras. La estimación oficial es que la divisa norteamericana cotizaría 42 pesos a fines de 2019 (40 pesos promedio durante el año), la inflación sería de 23% y la actividad económica repuntaría hasta llegar a 0%. Ayer, Dujovne no quiso ratificar los datos y dijo eran unas de “muchas estimaciones”. No faltará mucho para que se conozcan los números oficiales, ya que el proyecto del presupuesto será enviado al Congreso de la Nación en los próximos días, donde se espera un debate final.

20 Septiembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar