Política

Los dirigentes políticos emitieron distintos mensajes con sus deseos para el año que comienza

La dirigencia política nacional emitió numerosos mensajes en las redes sociales este domingo para saludar a la ciudadanía en el fin de año, realizar balances sobre 2017 y ofrecer sus deseos para 2018. “Brindemos por un año lleno de paz, trabajo, salud y buenos momentos para los argentinos. ¡Feliz 2018!”, escribió por ejemplo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, mientras que el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Cambiemos), aseveró que 2018 “puede ser el año de despegue de la Argentina” y “el año de la consolidación de todos los esfuerzos”. 

En una entrevista con Tiempo Argentino, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo a su vez que “el año próximo será récord en materia de inversión social” y definió a su gestión como “un Gobierno pragmático que viene a solucionar los problemas” de la gente, al insistir en que el objetivo de todas las políticas públicas aplicadas estos dos años fue “terminar con la pobreza”.

Desde el peronismo, Florencio Randazzo consideró que “termina un año muy duro para los argentinos. Trabajemos para que 2018 sea mejor, con más trabajo y más inclusión. Felicidades para todxs”; mientras que desde la UCR su nuevo presidente, Alfredo Cornejo, aseveró que “la Unión Cívica Radical debe seguir aportando para que Cambiemos sea la herramienta que permita respetar las libertades individuales, garantice la paz social y el progreso colectivo”. “El radicalismo trabaja para el encuentro definitivo de los argentinos detrás de un cambio cultural que convierta a la esperanza en realidad”, definió Cornejo.

Desde el kirchnerismo, la ex presidenta Cristina Fernández tuiteó que “no vayamos más para atrás. Vayamos para adelante. Seamos inteligentes, amplios y solidarios para lograr esto. Unidos vamos a lograr tener un mejor 2018”; mientras que el detenido Héctor Timerman envió “un abrazo muy fuerte y lleno de compromiso” a sus “compañeros de gabinete Amado Boudou, Julio De Vido y Carlos Zannini”, a quienes calificó de “rehenes del Poder Judicial”. Leopoldo Moreau, en tanto, realizó un balance donde concluyó que “el macrismo sigue adelante en la destrucción del tejido social y del aparato productivo, con la justicia conducida, presionada o extorsionada por Macri o (Héctor) Magnetto”, CEO de Clarín. 

Macri llamó a “cambiar la historia” del país

El presidente Mauricio Macri saludó a los argentinos y celebró la llegada de 2018 con un audio grabado mientras brindaba junto a su familia, en el que afirmó que Argentina “va a volver a crecer sobre bases sólidas”, y destacó que ese proceso se hará “juntos, poniendo cada uno su granito de arena porque esto es entre todos, no uno solo”. El audio, de casi un minuto y medio, fue grabado apenas llegaba el Año Nuevo desde Villa La Angostura, donde el mandatario se encuentra de vacaciones. “¡Feliz Año!”, se escucha decir a Macri en plena algarabía por la celebración, a lo que sumó sus palabras de deseo de cara al año que inicia: “La Argentina va a volver a crecer sobre bases sólidas. Lo hacemos juntos poniendo cada uno su granito de arena porque esto es entre todos, no uno solo. Dando lo mejor de sí cada uno y sintiéndonos felices de ser protagonistas, felices de construir entre todos, de cambiar la historia”, dice el mandatario. Ese día, el Presidente había publicado una carta en el diario Los Andes, donde destacaba como logros de 2017 la sanción de la ley de Reforma Previsional, la reducción del índice de pobreza, un presupuesto para 2018 “con la mayor inversión social de la historia” y la “integración inteligente del país al mundo”.

Expectativas

Una encuesta de la consultora CEOP presentó un panorama poco alentador sobre las expectativas de los argentinos para 2018, ya que siete de cada diez consultados tiene una opinión negativa de la economía. En efecto, según el estudio, “hay un 70,6% (de los argentinos) que ve mal la economía del país y un 57,4% que ve en forma pesimista la situación en su hogar”, según señaló Roberto Bacman, titular del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP). A esto se agrega una mirada pesimista sobre cuestiones centrales: sólo un 25% de los consultados “cree que vendrán inversiones”, más de la mitad asegura que la inflación va a empeorar (54,2%) y que también será negativa la evolución de los salarios (56,8%) y el desempleo (51%).

Objetivos de la iglesia

Monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) dijo ayer que el objetivo de la iglesia para este año es “cerrar la grieta”,  a la que definió como “una herida que duele”.  A su vez, el Episcopado pidió, en su mensaje de Navidad, “una Patria más equitativa y amigable”.  Las palabras de Ojea confirman la línea, crítica pero colaborativa, que seguirá la nueva conducción de la iglesia argentina, que se avizoró durante el agitado debate sobre la reforma previsional.  En ese momento,  la condución del episcopado condenó la violencia, reclamó “amplios consensos” y señaló que “el mayor esfuerzos deben haberlo los que más tienen”,  en un implícito cuestionamiento a la nueva fórmula jubilatoria.

0
0
0
s2sdefault