Policiales

Yamina Kroh habló con los medios en la puerta de los tribunales de Gualeguaychú. En sintonía con la defensa, la mujer ubicó a su hija en un contexto de violencia de género.

La madre de Nahir Galarza, la joven de 19 años que asesinó a Fernando Pastorizzo (20) habló ayer frente a los tribunales de Gualeguaychú, Entre Ríos. "Esto es un sueño del que quiero despertar, me siento muy mal. Es difícil, nunca se me hubiera pasado por la mente que iba a pasar algo así", le dijo Kroh a este diario. "Ella me dijo que estaba sufriendo, que estaba mal. Yo, cuando la vi que estaba lastimada quería ir a hacer la denuncia. Pero me dijo 'no mamá, no te metas, porque son mis cosas'. Le dije: 'bueno, pero vamos a hacer la denuncia. Te acompaño. Seguro que papá también'. Y me respondía: 'no ma, no quiero tener más problemas de los que tengo'. Estaba amenazada", afirmó Yamina Kroh en declaraciones a Clarín.

Al igual que el padre de Nahir, y los abogados defensores, Yamina ubicó a su hija en un contexto de violencia. Dijo que se enteró del supuesto contexto violento poco antes de Navidad. "Todos quieren lincharla, pero ya está, va a pagar por lo que hizo", agregó la mujer. "La gente es mala. No sé para qué hacen marchas, no sé qué quieren. ¿Que la ponga en medio de la plaza y todos la linchen? No sé, no entiendo", dijo la mujer. "Es difícil vivir con todo esto. Seguramente acá no nos vamos a quedar mucho tiempo", añadió.

La joven permanece en prisión preventiva.

0
0
0
s2sdefault