22
Lun, Enero 2018 01:34 PM

Sociedad

Fue detectada el miércoles, horas después de la última comunicación del submarino

El capitán y vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, aseguró ayer, durante el último parte del día, que el operativo de búsqueda y rescate del submarino Ara San Juan centra su investigación en un indicio “hidroacústico” que fue detectado hace una semana, apenas tres horas después de producida la última comunicación con la embarcación. Al ser consultado, el vocero de la fuerza dijo que no puede confirmar que el ruido detectado haya sido una explosión. “Es un ruido, no podemos hacer conjeturas. No tengo esa información”, enfatizó Balbi. Para investigar ese indicio “se están desplegando en la zona buques de la Armada Argentina con sus sensores que por la noche estarían confluyendo en ese punto”, añadió Balbi. “En ese lugar también está previsto un vuelo de un P8 que lanzará sonoboyas, al tiempo que se espera la llegada de un avión de las Fuerzas Armadas de Brasil que tiene un sensor que detecta anomalía magnéticas y hará lo propio”, continuó. 

Por otra parte, descartó en forma definitiva otros posibles indicios que comenzaron a circular durante la madrugada de ayer sobre la ubicación del sumergible, como el hallazgo de bengalas, una balsa y otros ruidos percibidos el lunes pasado por buques que participan de la búsqueda. Por este motivo, el capitán reiteró que se está entrando en una “fase crítica”. Ayer se cumplió una semana desde que se cortaron las comunicaciones y los tripulantes podrían comenzar a sufrir con la falta de oxígeno. “Es una situación crítica y la situación ‘va increscendo’. Estamos todos preocupados. Hoy (por ayer) se completa el día siete, pero es un día estadístico y eso no es muy estricto”, manifestó Balbi. 

Familiares cuestionan el procedimiento

Familiares de los tripulantes del submarino Ara San Juan, desaparecido hace una semana, cuestionaron ayer la aplicación del protocolo de búsqueda y aseguraron que se debió haber aceptado antes la ayuda internacional, pese a que desde la Armada indicaron haber cumplido con ese procedimiento en los plazos previstos. Los hermanos de Cristian David Ibañez, cabo principal y parte del equipo de radaristas del submarino, aseguraron vivir “con mucho dolor y angustia” el tiempo de espera y que les parece “increíble” que aún no se haya dado con el sumergible perdido desde hace una semana. “Esperamos un milagro, que nuestro hermano aparezca junto con todos sus compañeros de la tripulación, pero también siento que estoy esperando un velorio y no quiero”, expresó Elena Alfaro, una de las hermanas de Ibáñez.

0
0
0
s2sdefault