Política

Una de las nuevas metas para 2018 que se habría planteado el presidente Mauricio Macri es avanzar en un complejo plan de recambio judicial que incluye la destitución de los magistrados más cuestionados por el oficialismo en el fuero y el nombramiento de unos 100 nuevos jueces, según el diario Clarín publicó el domingo.

“Luego de que en 2017 se definieran 93 ternas de jueces, la idea de Macri es entrar al próximo año con otros 100 nombres propuestos para que el Senado convalide” sus designaciones, aseveró el matutino, que indicó que “al mismo tiempo, busca avanzar con la destitución de los jueces más cuestionados.

En ese sentido, al tope de la lista de prioridades del Gobierno figuran el juez federal Daniel Rafecas, la jueza de Casación Ana María Figueroa y tampoco descartan a Ariel Lijo, pese a que, tal como reveló La Nación el mes pasado, intercedió por él Daniel Angelici, el operador judicial más escuchado por el Presidente”.

0
0
0
s2sdefault