Sociedad

El sonido fue registrado el 15 de noviembre por dos estaciones hidroacústicas

La Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (OTPCE) reveló cómo funciona el mecanismo que detectó la explosión en el submarino Ara San Juan, el pasado 15 de noviembre a las 10:31. Este organismo se encarga de monitorear que no haya ensayos nucleares en el mundo, y lo hace a través de una red de estaciones de detección que funcionan con distintas tecnologías. Algunas de ellas involucran estaciones sísmicas, de radionucleidos (isotopos que se generan después de las explosiones nucleares) e hidroacústicas. 

Según el titular de la OTPCE, Lassina Zerbo, la detección ocurrió en la estación HA10, ubicada en la Isla Ascensión (en medio del Atlántico Sur), y en la estación HA04, ubicada en la isla Crozet (al sudeste de África). Estas dos estaciones hidroacústicas son parte del Sistema de Monitoreo Internacional (SMI) del CTBTO, y se encarga, justamente, de constatar de manera continua cualquier signo de explosión nuclear. La red está integrada por 11 estaciones hidroacústicas que le bastan para detectar, incluso a miles de kilómetros, las frecuencias que se propagan debajo del agua.

Por su parte, la vocera del organismo internacional, Elizabeth Waechter, aseguró ayer a la agencia de noticias DPA, que el sonido registrado fue difícil de detectar. “Es un desafío filtrar sonidos relevantes del ruido”, sostuvo a la portavoz desde Viena. Las declaraciones de Waechter se dieron en medio de los cuestionamientos por la supuesta demora de la organización en difundir esta información. La última posición notificada por el submarino fue a 240 millas náuticas (432 kilómetros) de la costa en el Golfo San Jorge, al sudeste de la Península Valdés.

“El ruido es consistente con una explosión”

El embajador de Argentina en Austria, Rafael Grossi, confirmó que el informe entregado en la mañana de la víspera por la Organización para la Prohibición Total de Pruebas Nucleares (CTBTO) indicó que la onda hidroacústica analizada “es consistente con la de una explosión, que no fue un movimiento sísmico, ni un ruido de un mamífero marino. Además, dijo que “a partir del análisis que realizamos junto con los técnicos de este organismo, pudimos obtener información que confirma la existencia de un evento aislado ocurrido en la mañana del 15 de noviembre, unas horas luego de la última comunicación que tuvo el Ara San Juan con su base”, afirmó. "Esa información es consistente con una explosión”, continuó Grossi. Igualmente, el embajador agregó que “no se puede determinar la magnitud del evento ni el daño que puede haber causado”.

0
0
0
s2sdefault