Paro en el transporte urbano por 48 horas

Fracasó la audiencia en la Secretaría de Trabajo de la Nación y la UTA inició un paro para hoy y mañana. Las empresas reclaman auxilio del Estado

La crisis que vive el transporte urbano de pasajeros del interior del país se profundizó gravemente ayer cuando la Unión Tranviarios del Automotor (UTA) ratificó un paro por 48 horas que comenzó a la medianoche, tras una nueva audiencia en la Secretaría de Trabajo de la Nación que terminó sin una solución.

La medida de fuerza responde al reclamo de los choferes por la paritaria vencida en marzo pasado: la UTA exige el mismo acuerdo que firmaron los conductores de Capital Federal y provincia de Buenos Aires, que incluye un aumento salarial del 20% más un bono de 16.000 pesos en tres cuotas. Sin embargo, ese pacto fue subsidiado con un millonario aporte de fondos del gobierno nacional para las firmas prestatarias, algo que no sucederá para el interior del país, donde la Nación cortó el envío de fondos a principios de 2019.

Ese intríngulis no pudo ser resuelto ayer en la cartera laboral de la Nación, donde las partes llegaron a un acuerdo únicamente en Salta, gracias a que el gobierno de Juan Manuel Urtubey dispuso de fondos para pagar la paritaria que pretenden los choferes. Los empresarios argumentan que no podrán hacer frente a aumentos de sueldos de esa envergadura, al punto que la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) formalizó el miércoles último ante la Municipalidad de Córdoba un pedido de ajuste tarifario con carácter de “inminente”, o aportes estatales por 366 millones de pesos para poder saldar el acuerdo.

Incluso, el vicepresidente de la entidad, Gustavo Mira, afirmó que el gobierno provincial les debe a las empresas de transporte unos 150 millones de pesos y advirtió que la situación podría derivar en restricciones a los programas de los boletos sociales (educativo, de adultos mayores y obreros). “De esos 150 millones de pesos, 70 millones deben ser del programa y otros 80 millones de subsidios provinciales”, estimó Mira, quien advirtió: “Si la Provincia incumple, es probable que se notifique a los usuarios (de los boletos sociales) que no van a funcionar los abonos a partir del día lunes”.

El gobierno provincial salió inmediatamente a cruzar al líder de Fetap (ver La Provincia...), a la vez que intimó a la Municipalidad de Córdoba para que establezca un diagrama de servicios mínimos del transporte urbano. Según los empresarios, la paritaria implicaría un aporte extra de 344 millones de pesos hasta fin de año, que alguien tiene que pagar: usuarios (con un boleto a 35 pesos, según el reclamo de Fetap), empresas o el Estado a través de más subsidios. Desde la Nación ayer ratificaron que es responsabilidad de las provincias disponer de fondos para sostener el transporte público. Las calles de Córdoba amanecerán hoy sin colectivos: de no haber novedades de última hora, el paro afectará a los ómnibus urbanos durante hoy y mañana, e incluso nadie sabe si habrá un servicio mínimo.

Intimación de la Municipalidad para que haya un servicio mínimo

La Municipalidad de Córdoba intimó a las empresas de transporte urbano de pasajeros para que dispongan un servicio mínimo que cubra al menos el 30% del transporte regular, luego de que el Ministerio de Trabajo de la Provincia le reclamara informar el plan de contingencia de servicios mínimos contemplado en el marco regulatorio (ordenanza 12.076/12). La cartera provincial solicitó al municipio que brindara información sobre la “cantidad de unidades disponibles para la afectación del servicio por empresa y por servicio troncal o recorrido durante los días mencionados”. Las empresas prestatarias “deberán garantizar la prestación mínima del 30% en la frecuencia de los servicios troncales”, respondieron desde el Palacio 6 de Julio en un comunicado, donde agregaron que las firmas de transporte deberán informar además el cumplimiento de la ley y el diagrama de prestaciones de los servicios.
Sin embargo, delegados de UTA pidieron a los choferes a través de mensajes de audio que no atiendan los reclamos de la patronal: “La gente de tráfico los va a empezar a llamar particularmente para que se presenten a trabajar y cumplan con un servicio esencial, pero no atiendan esos llamados ¡No rompamos la huelga compañeros, vamos a luchar por nuestro salario!”, sostiene el audio que trascendió en diversos medios de prensa. En consecuencia, es toda una incógnita si finalmente habrá un servicio mínimo para atender las acuciantes necesidades de movilización de la población.

La Provincia garantizó los boletos sociales

El gobierno de Córdoba salió a negar cualquier retraso en los pagos de sus compromisos con las empresas de transporte urbano de pasajeros y ratificó la continuidad de los programas sociales. Además, aclaró que los paros en los sistemas de transporte derivan, exclusivamente, del subsidio del gobierno nacional al transporte de Provincia y Ciudad de Buenos Aires. “Nosotros no tenemos ninguna deuda exigible ante ninguna empresa ni en concepto de subsidios ni en sujeto de programas sociales. No sé qué cálculo hicieron”, aseveró el secretario de Transporte, Gabriel Bermúdez, al cruzar el reclamo del vicepresidente de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap), Gustavo Mira (ver principal). A la vez, ratificó la vigencia de los programas sociales en el sistema de transporte público (el Boleto Educativo Gratuito, Boleto para Adultos Mayores y Boleto Obrero Social): “Que nuestros usuarios tengan la tranquilidad que desde el lunes los van a poder usar”, sentenció el funcionario.

18 Julio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar