Interceptan a “bagayeros” que traían droga de Salta a Córdoba

Fue en la localidad de Pichanal y los detenidos son cuatro ciudadanos bolivianos

En un operativo realizado en Salta, personal de la división Drogas Peligrosas de la Policía de esa provincia detuvo a cuatro personas en la localidad de Pichanal, ubicada a 255 kilómetros de la capital, secuestrándoseles 140 kilos de cocaína que tendrían a Córdoba y San Luis como destino final. El control se llevó a cabo sobre la Ruta 50 y los apresados son de nacionalidad boliviana, quienes se hacían pasar como “bagayeros”, tal como se conoce a las personas que se dedican a comprar mercadería en el país vecino y venderla en en Argentina.

Según se indicó, para que la droga no fuera descubierta, los detenidos habían acondicionado la caja de cada una de las dos camionetas Renault Oroch en las que viajaban con prendas de vestir y calzado que habían comprado en la ciudad boliviana de Bermejo. De acuerdo a los trascendidos, los detenidos, dos mujeres y dos hombres, estaban acompañados por sus hijos menores de edad, quienes fueron trasladados a un hogar momentáneo hasta que sus familias puedan ponerlos a resguardo. Por otro lado, en una medida sorpresiva, los dos jefes de la Fuerza Policial Antinarcotráfico (FPA) con asiento en San Francisco fueron licenciados por tiempo indeterminado.

Sin que pudieran conocerse los motivos, el titular de la fuerza, Adrián Salcedo, tomó la decisión de desplazar al oficial principal Nicolás Vidal, jefe de la delegación local, y a su ayudante, el sargento Pablo Fontana. Ambos se incorporaron a la FPA en 2015, cuando desembarcó en San Francisco y anteriormente habían prestado servicio en la Departamental San Justo y en el Comando de Acción Preventiva. Según trascendió, los desplazamientos provocaron cierto malestar en fiscalía de la FPA, cargo del fiscal Bernardo Alberione, aparentemente por lo inconsulto de la determinaicón.

Finalmente, en la localidad de Huinca Renancó, ubicada a 377 kilómetros de esta capital, una mujer que se encontraba con prisión domiciliaria para estar al cuidado de cuatro hijos menores de edad, fue sorprendida por efectivos de la FPA con más de 500 dosis de estupefacientes. El procedimiento fue desarrollado en una vivienda que ya había sido allanada en el año 2016, ubicada frente de un jardín de infantes, en barrio Norte. En el domicilio se detuvo además a un hombre de 22 años. En la vivienda se secuestraron 496 dosis de marihuana, 12 de cocaína, dos armas de fuego (carabina 22 y revolver 32) y 15.800 pesos. El dispositivo contó con la colaboración de personal policial de la comisaría local y estuvo a cargo de autoridades de la Fiscalía de Lucha contra el Narcotráfico de la segunda circunscripción.

30 Abril 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar