Elevan a juicio la causa por el tiroteo en Nueva Córdoba

Están acusadas cinco personas, entre ellas tres integrantes de la banda que dio el golpe

El fiscal Rubén Caro decidió ayer la elevación a juicio de la causa por el tiroteo ocurrido el16 de febrero en el barrio Nueva Córdoba, que dejó como saldo tres muertos y una cantidad de dinero sin recuperar. Los acusados son Ariel Rodríguez Murúa, Ariel Gramajo y Diego Tremarchi, bajo la carátula de “homicidio criminis causae agravado”, y Miguel Ángel Mitre y Luisa Teresa Mitre, tíos abuelos de Tremarchi, imputados como cómplices necesarios por los delitos de robo calificado por el resultado de lesiones graves y por uso de arma de fuego operativa y violación de domicilio. No obstante, desde la defensa indicaron que la resolución será apelada por lo que el proceso judicial se llevaría a cabo el año próximo.

En el episodio ocurrido ese viernes a la madrugada fallecieron el policía Franco Ferraro, de 29 años, y los reconocidos delincuentes Ricardo Serravalle y Rolando Hidalgo. En el golpe comando, los ladrones intentaron ingresar a los departamentos del 7 “A” y 8 “A” del edificio de Rondeau 84, donde asaltaron a Guido Romagnoli y a su novia Melisa Sosa.

El enjuiciamiento propuesto por Caro es uno de los seis expedientes que se tramitan por la justicia tras el sangriento episodio. El primero tiene como objeto al propio Romagnoli, quien es investigado por su actividad privada, ya que la fiscal Federal Graciela López de Filoñuk sospecha que los 300.000 pesos en efectivo y 2,3 millones en cheques que denunció como robados provienen de su función como “cuevero financiero”.

También continúa la búsqueda de la pistola con la que se ultimó a Ferraro y que presuntamente estaba en poder en Serravalle. Por el caso hay dos policías imputados. Además, la familia del delincuente abatido denunció un robo en su vivienda de barrio Cofico, donde se realizaron boquetes para extraer el contenido de supuestos depósitos. En tanto, un policía de la División Investigaciones fue imputado por Caro ya que conocía a Gramajo y ocultó la información mientras este último se encontraba prófugo. Por otro lado, el fiscal Alfredo Villegas investiga la procedencia de un cheque adulterado por 100.000 pesos que el delincuente perdió durante su huída. Finalmente, la hermana de Rodríguez Murúa es objeto de un sumario administrativo en la fiscalía de Alta Gracia, donde se desempeña como funcionaria, por fallas en su proceder.

12 Octubre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar