Narcoescándalo: agravaron las condenas a cinco policías

Casación adoptó la figura de asociación ilícita contra los ex agentes de Drogas Peligrosas

Tres años y un mes después de las condenas leves impuestas en el año 2016 por el Tribunal Oral Federal número 2 (Tof2) de Córdoba a los policías involucrados en la causa del narcoescándalo, iniciada en 2013, la sala 3 de la Cámara Federal de Casación Penal emitió ayer una resolución a través de la cual confirmó las sentencias contra cinco de esos uniformados. Asimismo, agravó las penas al considerar que los agentes de Drogas Peligrosas de la Policía de Córdoba también incurrieron en la figura de asociación ilícita.

En un fallo dividido, el Tribunal de alzada dio lugar a las apelaciones presentadas por los fiscales federales Enrique Senestrari y Abel Córdoba, quienes en el juicio actuaron en la parte acusatoria e insistieron por la figura de asociación ilícita, algo que en ese momento el Tof2 desechó, por lo que condenó por figuras menores. Según se prevé, las defensas de los condenados presentarán una apelación, por lo que el expediente terminaría en la Corte Suprema de Justicia la Nación. Por ahora, ninguno de ellos va a ir preso, según apuntaron fuentes judiciales.

La sentencia, que se conoció en la víspera, indicó que el ex jefe de Drogas Peligrosas, comisario mayor Rafael Sosa, deberá purgar 9 años de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena por considerarlo autor penalmente responsable del delito asociación ilícita, en calidad de jefe (hecho 1), y coautor del delito de violación de los deberes de funcionario público, cometido en dos oportunidades (hechos 3 y 4). Como se recordará, Sosa había sido sentenciado 3 de mayo de 2016 a 3 años y 8 meses de cárcel, pero esa misma jornada recuperó la libertad por haber cumplido las dos terceras parte de esa condena.

En tanto, según lo resuelto ayer por la Cámara Federal de Casación Penal, el ex jefe de Inteligencia, comisario Gustavo González, recibió cuatro años de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena, accesorias legales y costas, por considerarlo coautor penalmente responsable de los delitos de asociación ilícita, en calidad de miembro (hecho 1) y violación de los deberes de funcionario público (hecho 4).

A su turno, Alfredo Seine, ex jefe de una brigada Antidrogas, fue condenado a tres años y medio de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena, accesorias legales y costas, por considerarlo coautor penalmente responsable de los delitos de asociación ilícita, en calidad de miembro (hecho 1) y violación de los deberes de funcionario público (hecho 3). Por su parte, al sargento Fabián Peralta Dáttoli le impusieron la misma pena que a Seine, en idéntica calificación penal, mientras que el oficial Franco Argüello, el único que había quedado preso al terminar el primer juicio, recibió ocho años de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena, accesorias legales y costas, por considerarlo responsable de los delitos de asociación ilícita, en calidad de miembro (hecho 1) y violación de los deberes de funcionario público (hecho 3) en calidad de coautor, y del delito de extorsión (hecho 2).

El fallo fue por mayoría: votaron por agravar las condenas los jueces Carlos Mahiques y Eduardo Riggi, mientras que Juan Carlos Gemignani indicó que todos debían ser absueltos. En esta sentencia, hay varias menciones al agente civil ilegal Juan Francisco “el Francés” Viarnes, aún detenido en una cárcel de Paraguay y prófugo de la Justicia Federal, que todavía no lo pudo juzgar por este mismo caso.

27 Junio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar