Revertir el voto bronca, la demanda local a la Rosada

En Juntos por el Cambio esperan anuncios económicos y modificaciones en la política electoral

En la tarde de ayer, Mario Negri, candidato a diputado nacional por Córdoba por la coalición de Juntos por el Cambio, participó de una reunión en Buenos Aires junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, después de la conferencia de prensa que brindó el presidente Mauricio Macri, tras el cachetazo electoral que recibió en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (Paso) del último domingo. Con el respaldo de haber conseguido un nuevo triunfo en territorio cordobés, Negri fue el encargado de llevar a la Casa Rosada las propuestas y los reclamos de los principales dirigentes de la alianza en nuestra provincia, quienes demandaron "cambios urgentes" en el manejo de la política electoral y de gobierno, en el tiempo que queda de cara al 27 de octubre.

En la misma jornada, Orlando Arduh, presidente del interbloque de Cambiemos en la Unicameral, que mantuvo permanentes contactos con Negri durante la víspera, aseguró a HOY DÍA CÓRDOBA que un cambio en este sentido sería vital para intentar recortar las diferencias con el Frente de Todos, y pensar en llegar a una hipotética segunda vuelta tras las elecciones generales. “Consideramos que el resultado se debe a un voto bronca por la coyuntura económica y social que atraviesa el país, y que ese voto bronca no es el voto duro del kirchnerismo, sino que con un fuerte golpe de timón político y electoral puede darnos la posibilidad de llegar a una segunda vuelta en noviembre. Para eso, es necesario un cambio en la forma de hacer política del gobierno nacional”, aseguró Arduh.

Este reclamo abarcaba todas las posibilidades. Desde el pedido de renuncia de los principales miembros del Gabinete, responsables del diseño de las políticas electorales, hasta la militancia casa por casa de todos los dirigentes en el país para intentar revertir el estrago electoral obtenido en las elecciones primarias. Sin embargo, el jefe de Estado ratificó en la víspera a su equipo de gobierno descartando cualquier posibilidad de un cambio de Gabinete.

En este sentido, Arduh declaró a este medio que la coalición que dirige Macri “se confió en algunos distritos, se relajó y no se preocupó por militar el voto explicando, casa por casa, las medidas que tuvo que tomar su gobierno por las condiciones en que recibió el país”. “Seguro que existen responsabilidades en el diseño de las políticas electorales y de cómo se encaró esta elección, que se hizo de una manera muy distinta a las pasadas, nosotros tenemos una visión de cómo se puede remontar este resultado pero la decisión final como siempre, la tiene el Presidente”, aseguró. Por último, el legislador señaló que “no hubo la suficiente cantidad de fiscales en la provincia para custodiar los votos”, una situación que imagina podría haber sucedido en el resto del país.

En Córdoba, confían en agrandar la diferencia

Según dejaron entrever referentes locales, el gobierno nacional evalúa cambios económicos dirigidos a la clase media para intentar incrementar su caudal electoral. En ese sentido, esta semana anunciaría una batería de medidas con la intención de obtener un nuevo aire que le permita volver a la competencia por el sillón de Rivadavia, y acceder a un ballottage en noviembre.

Desde Córdoba, los principales dirigentes de la coalición oficialista (ex Cambiemos) aseguraron estar en condiciones de agrandar la diferencia de votos obtenida en esta provincia, aunque para eso la conducción gobernante debe acompañar “inexorablemente” con nuevas medidas económicas. Tanto en Capital Federal como en Córdoba, califican al magro desempeño obtenido en las Paso como un “voto bronca” del electorado.

13 Agosto 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar