Los deudores de créditos UVA reclaman otra solución

Los representantes de las familias endeudadas criticaron los anuncios del Gobierno

Ahogados por las cuotas y el incesante aumento del capital que deben, los acreedores de los créditos hipotecarios UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) salieron a cuestionar las medidas anunciadas la semana pasada por el gobierno nacional y reclamaron una “ley de emergencia” que ponga fin a sus padecimientos.

El jueves último, tras la fuerte derrota electoral en las elecciones primarias, el gobierno nacional anunció un congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA desde agosto hasta diciembre próximo para aquellos que tienen propiedades valuadas hasta en 140.000 UVAs. Según los cálculos oficiales, la medida alcanzará a más de 90.000 familias, que incluyen a las 33.000 que accedieron al Plan Procrear, y a otras 60.000 que accedieron a su única vivienda (con un valor menor a 140.000 UVAs).

Pero la respuesta de las familias endeudadas no fue la esperada por Cambiemos. “No es lo que estábamos pidiendo como solución. Es una medida electoral, de cuatro meses y después volvemos a la misma de antes. Esperamos una resolución concreta de fondo”, sostuvo Federico Wahlberg, referente del colectivo Hipotecados UVA Autoconvocados, que advirtió sobre las consecuencias “a futuro” de la medida que aún no fue siquiera confirmada por la Nación.

“Supongamos que avanzan, no se toca el crédito, lo único que pasa es que el Estado se hace cargo de estos meses (de la diferencia por inflación de las cuotas), pero las cuotas y el capital se siguen actualizando, y cuando desparezca el subsidio va a saltar fuerte la cuota”, afirmó Wahlberg, quien pronosticó un “tsunami” a partir de enero.

“El congelamiento de cuotas no sirve porque el capital se sigue actualizando”, indicó a su vez Julia Irazoqui, abogada que representa a un grupo de afectados y afectadas, quien explicó que después de diciembre, cuando caiga el subsidio nacional, la deuda se incrementará de manera brusca.

La medida de fondo que piden las familias endeudadas es la sanción de una Ley de Emergencia que anule el sistema de indexación de los préstamos por inflación y prohíba las ejecuciones de viviendas. Los autoconvocados demandan, además, el “congelamiento de las UVA y no de las cuotas” porque “la gran diferencia” entre esta propuesta y la del Gobierno “es que en enero de 2020 las cuotas se indexarían de golpe y volverán a representar un problema de magnitud” para quienes están “cada vez más endeudados”, insistió Walhferg. “El Estado prometió cuotas estables utilizando y avalando publicidad engañosa. Fuimos estafados y el Gobierno debe asumir las consecuencias”, finalizó el dirigente.

19 Agosto 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar