Volvió a la normalidad

Hamilton ganó y Mercedes hizo otro 1-2 en el Gran Premio de China

Lewis Hamilton, actual campeón, y su compañero de equipo, el alemán Nico Rosberg, configuraron ayer un nuevo el 1-2 de la escudería Mercedes en el Gran Premio de China de Fórmula Uno, que se disputó en el autódromo de Shanghai por la tercera fecha del campeonato. De esa manera, le devolvieron el protagonismo a la marca alemana que la fecha pasada en Sepang, Malasia, fue relegada por Ferrari, cuyo primer volante, el alemán Sebastian Vettel fue tercero en el circuito chino. Tras el podio,  los pilotos de Mercedes generaron tensión con sus declaraciones, al entender Rosberg que Hamilton ralentizó el ritmo de la carrera, lo que perjudicó la estrategia del alemán. "Es interesante escucharte decir, Lewis, que estabas pensando sólo en ti. Eso perjudicó mi carrera", ironizó Rosberg. "Mi tarea no es preocuparme de la carrera de Nico. Mi tarea consiste en dominar mi auto y llevarlo lo más intacto y rápido posible a meta. Y eso hice", aclaró Hamilton.  

Los restantes puestos puntuables en el Gran Premio de China fueron para Kimi Raikkonen (Ferrari), Felipe Massa y Valtteri Bottas, ambos con Williams; Romain Grosjean (Lotus), Felipe Nasr (Sauber), Daniel Ricciardo (Red Bull) y Marcus Ericsson (Sauber). Con 68 puntos, Hamilton encabeza la clasificación general seguido por Vettel con 55 y Rosberg con 51. La Copa de Constructores muestra a Mercedes al frente con 119 unidades, con ventaja sobre Ferrari (79) y Williams (48). La próxima carrera será el domingo 19 con la disputa del Gran Premio Bahrein.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar