Rojo Ferrari

Con Vettel, la escudería italiana logró el triunfo en Australia tras cuatro años sin victorias

Sebastian Vettel, cuatro veces campeón, se llevó ayer en el Gran Premio de Australia de Fórmula Uno, primera carrera de la temporada, lo que significó la vuelta de la escudería Ferrari a la victoria desde septiembre de 2015 y un serio aviso para Mercedes en la lucha por el título este año. El equipo alemán, que el año pasado ganó 19 de las 21 carreras disputadas, debió conformarse con el segundo y tercer puesto en Melbourne, que ocuparon el inglés Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas. El alemán partió desde el segundo lugar de la grilla y se llevó la victoria con 9,975 segundos de ventaja. "La gente se lleva el mensaje de que estamos aquí para luchar. Tenemos mucho camino por delante, ahora con los coches se puede apretar mucho más, el año pasado se quedaban sin ruedas, en cambio ahora se puede seguir luchando, apretando, porque el coche te pide más y más", alabó en cuanto al rendimiento del modelo 2017. En contraste, Hamilton lamentó el haber "sufrido mucho con los neumáticos" en Melbourne, factor que le impidió sumar una victoria para Mercedes. "Lo intenté pero tuvo que parar y al salir ya estaba detrás de Red Bull. Ha sido una buena estrategia de carrera por parte de Ferrari y enhorabuena la victoria de Vettel", reconoció.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar