Los salvadores

Lautaro Martínez y Lionel Messi la rompieron para que sus equipos lideren la liga italiana y española

Inter de Milán logró ayer una importante victoria al vencer por 2 a 1 al Spal con dos tantos del argentino Lautaro Martínez y se subió a lo más alto de la tabla. El conjunto milanés aprovechó el empate de la Juventus por 2-2 ante Sassuolo para quedar como único líder de la Serie A de Italia en el marco de la decimocuarta jornada del certamen.

El ex delantero de Racing marcó los dos tantos que le dieron la victoria al Inter en el primer tiempo, mientras que además Martínez logró un récord ya que lleva convertidos 12 goles en los últimos 12 partidos. El elenco dirigido por Antonio Conte acumula cinco victorias consecutivas en Italia gracias a la buena producción de sus atacantes, Romelu Lukaku y Lautaro Martínez.

En la próxima jornada el Inter tendrá una difícil parada ante Roma como local, mientras que Juventus visitará a la Lazio.

Por otra parte, con un golazo de Lionel Messi, Barcelona le ganó al Atlético de Madrid, ratificó su paternidad sobre el equipo que dirige el Cholo Simeone y comparte la punta de la Liga española con el Real Madrid.

El Atlético arrancó como un ciclón, fue un ataque al abordaje casi siempre por la derecha, con las proyecciones y centros de Trippier, y la habilidad de Correa para sacarse de encima rivales para un Morata incisivo que obligó a mostrar lo mejor del gran arquero que es Ter Stegen. Pero el Barcelona también tuvo lo suyo con un cabezazo de Piqué que pegó en el travesaño, otro de Rakitic que atajó Oblak y algunas apariciones de Leo, que preanunciaban lo que vendría después.

En el segundo tiempo surgió mejor el equipo catalán, ante un Atlético que parecía sentir el esfuerzo de lo hecho en la parte inicial. Los de Valverde adelantaron sus líneas, Messi se mostró más y todos saben lo que pasa cuando eso sucede.

Griezmann, Suárez y el mismo Leo exigieron a Oblak y el gol rondaba el Wanda Metropolitano, porque Atlético, con más empuje que ideas, también estuvo rondando cerca del alemán del Barca. Y cuando parecía que todo quedaría en una repartija de puntos, apareció Messi con una corrida de las suyas por derecha, el enganche hacia el medio, característico, el toque para su compinche Suarez y el remate de primera, abriendo el pie izquierdo para ponerla lejos de Oblak.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar