Se destapó la hoya

Siete dirigentes de la máxima entidad de fútbol fueron detenidos por fraude y lavado de dinero
 
La FIFA, máxima entidad del fútbol a nivel mundial, sufrió ayer el peor escándalo de su historia, ya que siete de sus más altos dirigentes fueron arrestados en Zurich, Suiza, acusados de fraude, chantaje y lavado de dinero por el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Los detenidos son el uruguayo Eugeni Figueredo (vicepresidente de FIFA); Jeffrey Webb, de las Islas Caimán; José María Marín, de Brasil; Eduardo Li, de Costa Rica; Julio Rocha, de Nicaragua; Rafael Esquivel, de Venezuela y Costas Takkas, de Gran Bretaña. 
Según la investigación, los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por más de 150 millones de dólares por “lucrativos derechos de comercialización en los medios mercadotecnia en los torneos internacionales”. “Corrupción rampante, sistemática y profundamente enraizada” es la descripción de la fiscal general estadounidense Loretta Lynch, quien puntualiza que “se ha extendido en las dos últimas generaciones de federativos que abusaron de sus puestos de confianza para conseguir millones de dólares en mordidas y sobornos”.
Según el comunicado del Departamento de Justicia estadounidense, algunos de los responsables de estos delitos pueden afrontar penas de cárcel de 20 años. Asimismo, al uruguayo Figueredo, además, le podrían revocar su nacionalidad estadounidense por falsificación.
 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar