Hamilton y un cierre de película en Silverstone

En un insólito final, el piloto inglés se quedó con un nuevo Gran Premio de Fórmula 1.

La Fórmula 1 disputó ayer su cuarta fecha del calendario en el Gran Premio de Silverstone, Gran Bretaña. Al igual que en las últimas carreras, la escudería Mercedes Benz llegaba al domingo siendo la protagonista en las sesiones clasificatorias con Lewis Hamilton y Valteri Bottas arrancando desde la primera y segunda posición, respectivamente.

La competencia tuvo un arranque accidentado ya que Kevin Magnussen, en la segunda vuelta, y Daniil Kvyat, en la vuelta trece, debieron abandonar debido a dos accidentes en los que salieron ilesos.

El gran ritmo de los corredores de Mercedes hacía que Max Verstappen, piloto de Red Bull, fuera el único que podía darles pelea hasta el fin de la jornada.

La carrera llevaba un ritmo normal, sin mayores incidentes y con un final bastante predecible, hasta que a dos vueltas del final sucedió lo inesperado. Todo comenzó a cambiar cuando Bottas reventó un neumático lo que lo obligó a una parada en boxes y a perder su segunda posición. Ante esta situación, el equipo de Red Bull llamó a Verstappen para colocarle gomas blandas y así buscar el récord de vuelta y quedarse con 1 punto extra.

Sin embargo, esta maniobra le terminaría costando caro ya que a una vuelta del final Hamilton también pinchó su neumático. Sin posibilidad de un reemplazo rápido, el piloto británico realizó el último giro con su goma destruida y rogando para que Max no logre alcanzarlo. Finalmente, en un verdadero final de película, Lewis logró cruzar la meta, quedarse con el primer puesto y compartir podio junto a Verstappen y Charles Leclerc (Ferrari).

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar