Schwartzman, eliminado en su debut en el Masters 1000 de Roma

El Peque cayó en sets corridos por 6-1 y 6-3 frente al canadiense Félix Auger-Aliassime y se despidió en la segunda ronda del torneo de la capital italiana

Debut y rápida despedida para un Diego Schwartzman que no logra levantar cabeza. Ayer, el Peque cayó en sets corridos por 1-6 y 3-6 frente al canadiense Félix Auger-Aliassime y quedó eliminado en la segunda ronda del Masters 1000 de Roma.

El tenista argentino no pudo defender los 600 puntos que ganó tras ser finalista de la edición 2020 y fue superado sin atenuantes en una hora y tres minutos de juego por la joven promesa norteamericana de 20 años, que enfrentará en octavos de final al ganador del cruce entre el azuleño Federico Delbonis y el belga David Goffin.

Schwartzman, quien fue recientemente desplazado por el italiano Matteo Berrettini del puesto N°9 del ranking ATP y retrocedió un escalón en la tabla que sigue liderando el serbio Novak Djkovic, mantiene un récord de 12 triunfos y nueve derrotas en este 2021, pero perdió cinco de sus últimos siete partidos.

Además, no pudo superar la segunda ronda de los últimos tres Masters 1000 que disputó: en Montecarlo perdió 6-3 y 6-3 ante el noruego Casper Ruud, en Madrid no pudo con el ruso Aslán Karátsev y cayó 2-6, 6-4 y 6-1, mientras que en Roma su verdugo fue Auger-Aliassime con un contundente 6-1 y 6-3.

SUB – San Lorenzo se puso arriba

San Lorenzo, actual tetracampeón de la Liga Nacional de Básquebol (LNB), venció ayer a Quimsa por 89-66 en el estadio de Obras Basket, donde se jugará toda la serie por el coronavirus, en el tercer punto de la final, y se adelantó por 2 a 1 siendo al mejor de cinco.

San Lorenzo demostró templanza, carácter y experiencia en partidos definitorios, con más de la mitad de su plantel campeón al menos una vez, y de la mano de Nicolás Aguirre (13 puntos) y José Vildoza (22) en la conducción y Nicolás Romano (19) en el perímetro más una defensa ejecutada a la perfección desde el inicio, se impuso claramente.

Quimsa sufrió la ausencia del alero Mauro Cosolito, con una dolencia en el codo derecho, y nunca encontró la forma de detener los ataques sanlorencistas. Mucho menos pudo sustituir la ausencia adelante y extrañó sus aportes (10.2 unidades y 3 asistencias por partido).

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar