Rechazo unánime al bono que negocia la CGT con el Gobierno

Con motivos distintos, trabajadores y pymes cuestionan el pago extraordinario 

La discusión por un bono de fin de año de 5.000 pesos que el Gobierno nacional pretende hacer obligatorio para el sector privado y que hasta ayer continuaba en negociación con la Confederación General del trabajo (CGT) generó en Córdoba un rechazo generalizado tanto de las cámaras empresarias como de los gremios. Aunque con posturas distintas en cuanto a la necesidad de rediscutir los salarios por la inflación, en ambos casos ven a ese pago extraordinario como “un parche” que no resuelve el problema de la caída del poder adquisitivo de los trabajadores.

El secretario general de la Unión Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), Juan Monserrat, tildó la medida como un “desastre”. “El bono es un desastre, siempre fue un desastre. Es un dinero que lo tiene en un momento determinado pero lo pierde automáticamente cuando tiene que negociar salarios que lo hace con una base más baja”, se quejó ayer el titular del gremio docente.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme), Humberto Spaccesi, manifestó ayer estar de acuerdo con aplicar programas que mejoren la capacidad de consumo de la población. “Como primera medida, la decisión de inyectar más circulante dentro del mercado, para nosotros es positivo”, dijo Spaccesi, aunque seguidamente alertó por la incapacidad de las pequeñas y medianas empresas para financiar un pago extra “en un momento en el cual estamos con una tremenda recesión, endeudados y con muy poca capacidad de acceso al crédito, con tasas del 70 por ciento”.

Como posibilidad para efectivizar el bono, el referente de Apyme reclamó que existan créditos negativos o a tasa cero, y voluntad política del gobierno para “tomar estas erogaciones como anticipo de pago a Ganancias, si las hubiera, o alguna otra de todas las cargas tributarias que tenemos”, concluyó. Cabe recordar que la Unión Industrial de Córdoba (UIC), había manifestado el miércoles pasado que la medida es solo “un parche que tiende a complicar incluso aún más” la situación de las empresas cordobesas. Al respecto, el presidente de la entidad dijo que el 70 por ciento de las industrias trabaja con las cuentas al límite.

Aoita reclama la reapertura de paritarias
El secretario general de la Asociación Obrera de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), Miguel Herrera, aseguró en la víspera que el gremio que conduce rechaza de plano la posibilidad de un bono de fin de año porque consideran que “es a efectos de menguar el pedido de paritarias” y, por el contrario, piden reajustar las paritarias que cerraron en 19 por ciento.

“Llegamos al 19 por ciento cuando a los empresarios le dieron 24 por ciento en primera instancia de tarifa y ahora el 30,66 por ciento. Nosotros quedamos en 19 por ciento”, se quejó Herrera. En la misma jornada, el legislador provincial Franco Saillén presentó un proyecto en la Legislatura para implementar un bono de fin de año de 15.000 pesos para empleados públicos de la Provincia. Además, se distanció del acuerdo entre la CGT nacional y el Gobierno por el bono de 5.000 pesos a pagarse en dos tramos para trabajadores privados.

09 Noviembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar